El Gobierno porteño pospondrá al menos hasta el próximo miércoles el envío de la contrapropuesta a la Nación por la devolución de la red de Subtes, para que antes el tema sea analizado por Mauricio Macri y parte de su gabinete.

El Gobierno porteño pospondrá al menos hasta el próximo miércoles el envío de la contrapropuesta a la Nación por la transferencia de la red de subterráneos, para que antes el tema sea analizado por el Gabinete de la Ciudad y su jefe Mauricio Macri.

Así lo indicaron fuentes de los distintos ministerios a cargo de la negociación con la Secretaría de Transporte de la Nación, los que precisaron que todavía la respuesta “no está redactada”.

El jueves pasado, el Ejecutivo nacional hizo una oferta al Gobierno porteño para transferir los subtes, a partir del próximo 1 de diciembre, con la cesión de todos los activos y el pago por 12 meses del 50 por ciento del subsidio que actualmente realiza el Estado.

“Todavía se está trabajando. Primero hay que terminar de armar la contrapropuesta, lo mejor es que todo el Gobierno esté al tanto de la propuesta y no explicarlo uno por uno”, coincidieron los voceros consultados.

Los representantes porteños en la negociación son la electa vicejefa de Gobierno María Eugenia Vidal, los ministros de Hacienda, Néstor Grindetti, y de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín, y el presidente de Subterráneos de Buenos Aires, Juan Pablo Piccardo.

En la construcción de la contrapropuesta se remarcará el pedido de “transición ordenada”, más allá de los puntos económicos más complejos, ya que en el Gobierno porteño se mantiene la idea de que asumir el control a partir del 1 de diciembre es apresurado.

“Esas dos palabras seguro van a estar”, graficaron las fuentes consultadas. Más allá de esta idea, en el Gobierno porteño coinciden en presentarle a Schiavi una propuesta “abierta”, que dé posibilidades de negociación y no estanque la conversación.

“La Nación espera una respuesta, si hacemos una cerrada va a quedar todo trabado. Entonces queremos hacer una propuesta que quede abierta al diálogo”, aseguró una fuente con llegada al Ejecutivo.

Y concluyó: “Aún resta definir cuál es el contenido, cómo se expresa la respuesta y trabajar en algunas ideas, pero queremos que no sea lo que dicen uno y otro para que no quede trabado apenas se empieza la negociación”.

Comentarios