“Estos coches son una reliquia histórica y los dejan a la intemperie como si fueran cajones de manzana”

En una entrevista con enelSubte.com, la legisladora del FPV que logró un amparo en la Justicia para proteger a los coches La Brugeoise comenta los distintos proyectos de preservación analizados, explica los fundamentos de su presentación y adelanta los próximos pasos a tomar tras conocerse el traslado de las unidades a la intemperie.
Secretaria General de la Mesa Nacional por la Igualdad. Legisladora de la Ciudad de Buenos Aires por el FPV

enelSubte ¿Planea otras medidas en relación a la protección de los vagones históricos La Brugeoise aparte del amparo logrado?

María Rachid Para proteger los coches históricos de la línea A en primer lugar pensamos en presentar un proyecto de ley, pero primero evaluamos los que había presentados y decidimos adherir al de la legisladora por el Frente para la Victoria María José Lubertino. Luego, presentamos un amparo ante la Justicia en lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de Buenos Aires para garantizar que los mismos fueran protegidos integralmente, incluida su funcionalidad, ya que creemos firmemente que el valor cultural e histórico que tienen estos coches para la Ciudad de Buenos Aires es profundamente mayor con ellos en funcionamiento.

En el amparo solicitamos que se garantice su protección y sugerimos que al menos el 75% de los coches queden en funcionamiento los fines de semana y feriados con fines educativos y turísticos. No porque no puedan ser adaptados para funcionar todos los días, con todos los recaudos de seguridad que corresponden, sino porque hay que protegerlos por lo que consideramos que es mejor no utilizarlos en hora pico.

eeS ¿Hay en la Legislatura otros avances en relación a la protección de estos coches?

MR En la Legislatura varios diputados han presentado proyectos muy interesantes en cuanto a sus propuestas para preservarlos. Entre ellos la diputada María José Lubertino, el diputado Ibarra, así como también el diputado Gentili y el diputado Raffo. Todos proyectos que proponen preservar el patrimonio cultural e histórico que implican estos coches para la Ciudad de Buenos Aires. También el diputado Moscariello propone conservar una formación en funcionamiento, pero creemos que es cultural y técnicamente insuficiente. Los coches sufren desperfectos, hay que arreglarlos, con una sola formación no alcanza.

eeS — ¿Cómo evalúa la propuesta de utilizar los coches como bibliotecas, de acuerdo a lo sugerido por el ministro de Cultura del GCBA?

MR El valor cultural, turístico y educativo que tienen estos coches es principalmente porque hace casi cien años que están en funcionamiento. Con sus adaptaciones, con sus diferencias y modificaciones… son coches antiguos funcionando, parte de la historia viviente de nuestra querida Buenos Aires. Tenemos que compartirlo, mostrarlo, conocer y aprender de esa historia. Estos coches son un orgullo para la Ciudad de Buenos Aires, por eso es tan indignante escuchar al Jefe de Gobierno hablar de su antigüedad de manera despectiva o escuchar la propuesta sea en chiste o en serio de hacer un asado con estos coches. No estuvieron muy lejos de eso cuando repartieron el histórico piso del Teatro Colón como souvenir de una empresa constructora.

eeS — ¿Cree que el Gobierno nacional debería tomar cartas en el asunto de la protección patrimonial?

MR Creo que proteger el patrimonio cultural e histórico de la Ciudad es un deber del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El Gobierno Nacional no podría garantizar su funcionamiento, porque el Subte es de la Ciudad de Buenos Aires. Lo único que podría hacer el Congreso Nacional, por ejemplo, es expropiarlos y ponerlos en un museo o en las plazas de algunas provincias, pero no es lo ideal. Queremos a las brujas funcionando en la Ciudad de Buenos Aires.

eeS — ¿Cuál es su opinión sobre el traslado de los Brugeoise a un predio a la intemperie? ¿Planea tomar alguna medida adicional?

MR La verdad es que no nos sorprende que, nuevamente, el Gobierno de la Ciudad descuide el patrimonio cultural de la Ciudad, y tampoco nos sorprende que no cumpla con una orden judicial. No dejan de levantar la bandera del respeto por las instituciones y el diálogo, y no hacen ninguna de las dos cosas. Estos coches son una reliquia histórica y los dejan a la intemperie como si fueran cajones de manzana. Es una vergüenza. El viernes, ni bien nos enteramos, lo denunciamos con fotos en el Juzgado. También denunciamos que el consultor de parte que designó la jueza Liberatori no pudo entrar a inspeccionar los coches para realizar el informe encomendado por la Justicia. No respetan nada ni a nadie. Vamos a seguir denunciando hasta que garanticen la preservación funcional de esos coches. O lo hace el Gobierno de la Ciudad, o va a tener que hacerlo la Justicia por la fuerza pública. Confiamos en que ocurra alguna de las dos cosas.

En la fotografía se aprecia a la legisladora Rachid (de frente, de rojo) como parte de la concurrencia a la estación Primera Junta en el acto de despedida de los Brugeoise organizado por la AGTSyP.

Comentarios