Por las obras de renovación integral de la línea de 1913, las estaciones abrirán al público a partir de las 12 del mediodía.

Continúan los trabajos en la puesta en valor de la línea A, la más antigua de iberoamérica.

Las obras formaban parte de las obligaciones que Metrovías debía llevar acabo como parte del Contrato de Concesión de la red de subterráneos, celebrado en 1993. Las mismas comenzaron en el año 2001 mediante la readecuación de unas pocas estaciones de la línea A, pero la crisis de ese mismo año dejó sin efecto los trabajos y luego -ley de emergencia ferroviaria mediante- la renegociación de contratos liberó a Metrovías de la responsabilidad de esta y otras obras, las cuales pasaron a la órbita del Estado Nacional, quien las adjudicó mediante licitación a Benito Roggio Construcciones en el año 2005.

La obra es costeada con un crédito otorgado a la Nación por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), que nuclea las obras en la línea A mas una serie de mejoras en las estaciones ferroviarias del AMBA y 8 pasos a distinto nivel.

Como consecuencia del plan más ambicioso que el subte tiene en la actualidad la línea A abre una hora más tarde todos los días hace ya dos años. Pero este domingo la apertura será aún más tarde: las estaciones abrirán al público a partir de las 12 del mediodía, mientras que su cierre será el habitual.

Comentarios