La línea D sufrió importantes demoras y dos servicios limitados en la mañana de este lunes. La situación se normalizó recién después del mediodía. Pasajeros atacaron una boletería en Plaza Italia, destrozando un vidrio y agrediendo a la empleada a cargo.

La línea D del Subte tuvo este lunes su “mañana de furia”. Tras sufrir demoras, a media mañana comenzó un servicio limitado entre Pueyrredón y Congreso de Tucumán.

Cerca del mediodía, sin que se hubiera restablecido en su totalidad, comenzó un nuevo servicio limitado entre Scalabrini Ortiz y Congreso de Tucumán. Esto se produjo debido a que la formación Alstom “M” sufrió un desperfecto técnico que la dejó inmovilizada en la estación Pueyrredón.

Vidrio roto de la boletería de Plaza Italia.

La situación recién se normalizó a las 12:15, cuando se restableció el recorrido en su totalidad, aunque con demoras.

Algunos usuarios reportaron demoras de entre 20 y 35 minutos para recorrer dos estaciones y expresaron su malestar en las redes sociales.

Un episodio más grave, sin embargo, tuvo lugar en la estación Plaza Italia, donde un usuario arremetió contra la boletería, rompiendo cristales y dañando las instalaciones. Según afirmaron fuentes gremiales a este medio, resultó agredida la empleada a cargo de la boletería en cuestión, Camila Capano.

Cabe recordar que la línea D arrastra problemas de funcionamiento desde hace varios meses. De hecho, fue la línea que más horas de servicio perdió durante el mes de junio y fue una de las más afectadas durante mayo, considerado un “mes negro” para la línea.

Comentarios