El jefe de gobierno de la Ciudad anunció que no irá a la reunión convocada para mañana por el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, para conversar acerca de la situación del transporte en el área metropolitana.

Macri, al hablar luego de la reunión de su gabinete, insistió con “coordinar esfuerzos” y pedir “diálogo” al tiempo que anunció que no concurrirá a la reunión convocada por el ministro de Interior y Transporte y confirmó que en su lugar irán el subsecretario de Transporte porteño, Guillermo Dietrich y el titular de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), Juan Pablo Piccardo.

El jefe de gobierno de la Ciudad defendió su decisión de convocar audiencias para aumentar el boleto de subtes a 3,50 pesos al indicar que “no tenemos vocación de aumentar, pero no tenemos una máquina para hacer billetes. No tenemos más remedio que aumentar la tarifa”.

El jefe de Gobierno volvió a referirse a la “tarifa técnica” y defendió los aumentos en peajes y tasas para el mantenimiento del subte.

“Una parte importante de lo que se recaude con los aumentos de impuestos va a cubrir el resto que falta para cubrir la tarifa técnica del subte, que es de más de 6 pesos”, reiteró.

En la breve conferencia de prensa, Macri mantuvo su argumento de volcar la responsabilidad de los problemas que tiene el subte en el Gobierno nacional.
Al referirse a la necesidad de concretar las obras, para lo cual pidió y obtuvo de la Legislatura la aprobación de aumentos de tasas y tarifas, utilizó la misma explicación:

“Esto es producto de que durante 10 años, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no hizo ninguna de las obras”, dijo.

Sin embargo, omitió decir, entre otras cosas, que el gobierno nacional fue el que adquirió los 45 vagones chinos que ahora serán puestos en circulación en la línea A en reemplazo de los centenarios coches La Brugeoise, de origen belga.

Lo mismo hizo ante otra pregunta de la prensa sobre su decisión de impulsar el nuevo aumento del boleto del subte al señalar que “el aumento del boleto es por la falta de los subsidios, que nos quitó el gobierno nacional”.

El gobierno nacional y el de la Ciudad firmaron a principios de 2012 un acta acuerdo para la transferencia del subte, donde se establecía con precisión que el gobierno nacional aportaría la mitad de los subsidios que venía pagando durante un año, lo que fue cumplido por el Poder Ejecutivo Nacional.

Por Télam.

Comentarios