El jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri advirtió que, si el Subte se devuelve a la Ciudad sin los fondos para pagar los subsidios, el viaje costaría "entre $ 3,30 y $ 3,40". Se quejó del "bajo nivel de información" que tiene la Ciudad respecto del funcionamiento del servicio al tratarse de una concesión nacional.

 “A nosotros nos da un valor de equilibrio de $ 3,30 o $ 3,40. Ese es el valor que estimamos nosotros, pero tenemos un nivel bajo de información porque la concesión fue nacional desde el comienzo”, dijo Macri en declaraciones radiales.  En el mismo sentido se manifestó Juan Pablo Piccardo, presidente de Subterráneos de Buenos Aires, quien aclaró que  “el traspaso de la red de subtes debe ser con el pago de los subsidios hoy vigentes porque hoy el sistema tiene un déficit de 700 millones de pesos por año”.

En mayo, un estudio de la Fundación Pensar (vinculada al macrismo) había llegado a la conclusión de que el 89% de los pasajeros del subterráneo están en condiciones de abonar el precio pleno del cospel.  Esos datos luego fueron refrendados por el secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi a mediados de septiembre en declaraciones a la señal noticiosa C5N:  “el 11 por ciento de los usuarios del subte no está en condiciones de que se modifique la tarifa y para algunos de ellos, tendríamos que cobrarla más barato. Para el 89 por ciento [restante], la tarifa del subte es absolutamente marginal, pero marginal en serio: representa en algunos casos menos del dos por ciento de los ingresos familiares”.  De acuerdo a los datos preliminares de la encuesta vigente en la portada de enelSubte.com, el 50% de los 905 participantes lo hicieron a favor del aumento de la tarifa siempre y cuando el monto que se destina a subsidios se utilice para obras de mejora del servicio.  

Comentarios