A partir del lunes 28 de febrero los pasajeros que arriben a Carabobo deberán descender del tren debido a la puesta en funciones de la cola de maniobras en reemplazo del sistema que rige actualmente.

En diciembre de 2008, el jefe de gobierno Mauricio Macri inauguró el tramo I de de la extensión de la línea A, abriendo al público las estaciones Puan y Carabobo. Desde entonces que el servicio en Carabobo se presta mediante un único andén. Bajo esta metodología, los trenes deben cambiar de vía antes de ingresar a la estación, produciéndose en ocasiones una acumulación de hasta cuatro trenes en la vía sur a la espera de la liberación del único andén en servicio.

Las estaciones, construidas por Subterráneos de Buenos Aires S.E., fueron entregadas a Metrovías con una cola de maniobras operativa, situada en el tramo interestación Carabobo – Flores, casi llegando a esta última, pero dichas vías de maniobras son utilizadas por la empresa concesionaria únicamente como cochera.

Sin embargo, esta ineficacia operativa será resuelta, ya que Metrovías anunció días atrás que finalmente la cola de maniobras comenzará a usarse como tal. De esta forma, y a diferencia de lo que ocurre actualmente, los pasajeros que arriben desde Puan a Carabobo deberán descender del tren, tal como ocurre en colas de maniobra como Catedral.

El nuevo sistema de despacho de trenes en la línea A se iniciará a partir del lunes 28 de febrero, buscando minimizar demoras y ordenando la frecuencia de trenes en una línea con un incremento constante de su demanda.

Comentarios