Los pasajeros donaron más de 7.000 kilos de alimentos

Lo recaudado por la campaña "Dos viajes por un alimento" será distribuido por el Banco de Alimentos en comedores comunitarios bonaerenses.

El último miércoles finalizó la campaña solidaria “Dos viajes por un alimento”, convocada por Metrovías con el objetivo de ayudar a comedores comunitarios con donaciones de productos no perecederos.

En esta oportunidad se lograron recaudar 7.000 kilos de alimentos y, gracias al aporte solidario de los pasajeros del Subte y de la Línea Ferroviaria Urquiza, muchos chicos de escasos recursos y sus familias recibirán ayuda alimentaria.

La campaña “Dos viajes por un alimento” se realizó entre el 3 y el 12 de agosto y consistió en canjear un alimento no perecedero por dos viajes en Subte. Se recolectaron leche en polvo, arroz, fideos, harina, aceite, azúcar, polenta y vegetales enlatados.

La que acaba de finalizar es la edición número 27 de la tradicional campaña solidaria que organiza el Subte y que, desde 2002, cuenta con la colaboración de la Fundación Banco de Alimentos, una organización no gubernamental que asiste a más de 400 comedores comunitarios en la provincia de Buenos Aires. Esta fundación se encarga de clasificar todos los alimentos donados por los pasajeros del Subte y del Urquiza para luego distribuirlos entre más de 73.000 personas con necesidades de alimentación que concurren a los centros comunitarios asistidos por el Banco de Alimentos.

La campaña solidaria “Dos viajes por un alimento” se realiza dos veces por año en las fechas cercanas al Día del Niño y para las fiestas de Fin de Año. Gracias al compromiso solidario de los pasajeros se lograron reunir más de 240.000 kilos de alimentos no perecederos en los últimos 8 años.

 

por La Razón.

Comentarios