Los detalles de Irigoin

El presidente de SBASE fue minucioso en sus declaraciones ante los legisladores este miércoles. Algunos detalles sobre el futuro de las obras. El diputado Sergio Abrevaya prometió apoyar el aumento de presupuesto a los subtes.

“Mauricio Macri se apresuró a con sus anuncios respecto de las obras de subte, tanto con los 10 kilómetros como con la suspensión”, afirmó el diputado de la Coalición Cívica, Sergio Abrevaya, luego del informe que brindó este miércoles en la Comisión de Obras Públicas el presidente de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), Jorge Irigoin, quien concurrió a la Legislatura a raíz de un pedido de citación presentado por Abrevaya.

El legislador además enfatizó que “queda claro que se pueden hacer obras, pero que hay que poner plata. La Coalición Cívica va a garantizar que si la Ciudad, como se prevé va a tener superávit, más allá de la avaricia de Macri, siga con la obras del subterráneo”.

Finalmente, Abrevaya destacó  la “improvisación con que se maneja el Ejecutivo”, por lo que recomendó que “Macri siente a los miembros de su Gabinete para ver si se coordinan las diferentes áreas y emprendimientos, incluidos AUSA y SBASE”.

Es que este miércoles Irigoin solicitó a los miembros de la Comisión de Obras y Servicios Públicos, que preside el diputado Cristian Ritondo (PRO), una asignación presupuestaria para el 2009 de “al menos 500 millones de pesos para no parar las obras iniciadas” que corresponden al plan de extensión de la red de subterráneos puesto en marcha en el 2005.

“Un proyecto de financiamiento razonable para el año próximo oscila entre 700 y 900 millones de pesos. De esa manera estaríamos garantizando la continuidad de las obras en las líneas A, B, H sur y norte, la ingeniería de la F y el material rodante de la H”, destacó Irigoin.

También relató que “el requerimiento realizado recientemente por SBASE al Poder Ejecutivo en el presupuesto Plurianual es de 753 millones de pesos para el 2009, 763 millones para el 2010 y 1.060 millones para el 2011, con lo que se extendería el servicio en 17 kilómetros”.

Consultado respecto a otros recursos de la empresa, negó que SBASE reciba ingreso como socia minoritaria de AUSA. Señaló que además de los aportes de la Ciudad están “los derivados de la aplicación de la Ley 23.514 por ABL y Patente, que rondan los 100 millones de pesos anuales”.

Al respecto de la relación con el Estado nacional, Irigoin dijo: “En una empresa cuyo patrimonio es de 1.300 millones de dólares no es un tema menor que se incumpla con el contrato de concesión y una ley de la Ciudad. La concesionaria Metrovías ha eludido los controles sistemáticamente con la complicidad de la Secretaría de Transporte de la Nación”.

Invitado para que informe sobre las obras de extensión en el transporte subterráneo de la Ciudad, el funcionario explicó las “dificultades de coordinación” en la extensión de la Línea A concesionada por el Estado nacional, “que llevaron a la paralización de los trabajos”. Acotó que “se hizo poco por falta de fondos”.

Recordó que hace un mes se realizó la apertura del segundo sobre de la licitación que tiene como objeto la contratación de la ejecución de la Cochera Taller de la estación Nazca y la Subestación Rectificadora Plaza Flores. Interrogado sobre el estado del material rodante señaló que “necesita la renovación total, 140 coches” y descartó la modernización con coches obsoletos.

Además, el Presidente de SBASE explicó que “en la Línea B se está adjudicando el taller y la cochera en el orden de los 250 millones de pesos” y la fecha para comenzar a operar en las nuevas estaciones Echeverría y Villa Urquiza es junio de 2010. Respecto al material rodante manifestó que “la línea requiere entre 36 y 40 coches de gálibo ancho como los que se usan en Madrid y Nueva York, y eso depende de un acuerdo de la concesionaria con el Estado nacional”.

Con respecto a la Línea E, el funcionario manifestó: “La extensión de la Línea E es el claro ejemplo de lo descoordinado que es el trabajo de la Ciudad con la Nación. Bolívar-Retiro es un contrato de concesión del año 1994, con un único oferente que es el mismo operador, al doble del precio. En mi opinión debe estar a cargo de la Ciudad, pero estamos muy lejos del diálogo”.

Irigoin agregó sobre la Línea H que “para Pompeya se proyecta contratar las obras civiles el año que viene” y que los trabajos en túnel y estaciones Parque Patricios y Hospitales (Tramo A2) donde se realiza una excavación en caverna -más cara y de mayor impacto ambiental- estarán terminados en setiembre de 2011. Respecto a las obras de estación Corrientes y túnel que corre bajo la Avenida Pueyrredón entre la estación Once y Corrientes (Tramo C1), estimó “que de contar con presupuesto estarían concluidas en el segundo semestre de 2009”.

Mientras que reconoció: “El estado del material rodante es gravísimo en todas las líneas, pero en la H lo es más porque tiene el mejor sistema de control pero con coches viejos. He pedido 75 millones de pesos para licitar la compra de entre 80 y 100 coches”.

Por último, Irigoin explicó: “El contrato con Metrovías es por tres años y empezó a regir en octubre del año pasado, el organismo de aplicación es la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) y el control le compete a SBASE. Las inspecciones se están realizando mediante un convenio que se firmó recientemente con el Ente Regulador de los Servicios Públicos de la Ciudad y si es necesario las judicializaremos”.   

Además de Ritondo y Abrevaya, el encuentro de dos horas contó con la presencia de los legisladores Fernando Cantero, Carlos Araujo, Martín Ocampo, Oscar Moscariello, Diego Santilli, Gabriela Cerruti, Julián D’Angelo, Eduardo Epszteyn y Facundo Di Filippo.

Comentarios