Llegaron trolebuses cero kilómetro para Rosario

Llegaron a Rosario los primeros dos trolebuses (de un total de 12 comprados) para la nueva línea Q, que comenzará a funcionar en mayo próximo. Como hubo demoras en la entrega, el fabricante entregará otros dos a modo de compensación. Rosario apuesta fuerte al trolebús: quieren construir dos nuevas líneas.

Las autoridades municipales de Rosario recibieron este miércoles los primeros dos trolebuses cero kilómetro, de un total de 12 que fueron comprados por SEMTUR, la empresa municipal de transporte de esa ciudad. Los coches habían sido descargados días atrás en el puerto de Zárate.

El arribo de las flamantes unidades a la tercera ciudad más poblada de la Argentina estaba previsto para febrero pasado, pero una serie de demoras en el envío y contratiempos aduaneros retrasaron la entrega. En concepto de resarcimiento por el incumplimiento del plazo, la fabricante de los coches -la compañía rusa Trolza, mayor fabricante de trolebuses del mundo y conocida en la época soviética como ZiU- entregará dos unidades adicionales a modo de compensación, confirmó la secretaria municipal de Movilidad, Mónica Alvarado.

Las unidades serán destinadas a la nueva línea “Q” de trolebuses (que se sumará a la “K”, la única que actualmente funciona en esa ciudad), que conectará a las zonas sudoeste y oeste con el centro de Rosario a lo largo de 25,6 km. y cuya inauguración se encuentra prevista para fines de mayo próximo. Los coches compartirán parte del recorrido con la línea K, lo que incrementará la oferta de transporte en ese tramo.

Alvarado detalló que se invirtieron unos cinco millones de pesos en mejora de la infraestructura eléctrica y en la ampliación de galpones para el almacenado de los coches. Una de las acciones que permitió ganar espacio fue la donación a la AAT de un antiguo coche de tranvía que yacía en la estación Nicaragua de troles.

Los Trolza Megápolis cuentan con baterías que les permiten una autonomía de hasta 20 kilómetros sin necesidad de estar en contacto con las catenarias. Esto les permite a los coches circular por áreas donde no hay tendido eléctrico o desviarse de la traza ante alguna eventualidad sin mayores contratiempos, subsanando una de las desventajas históricas de este modo de transporte.

Dos unidades de este mismo modelo ya operan en el sistema de trolebuses de Córdoba capital. El año pasado, Trolza había firmado un acuerdo con Benito Roggio Ferroindustrial para comenzar a fabricar vehículos eléctricos en Juárez Celman, provincia de Córdoba.

Rosario es una de las pocas ciudades del país que está apostando fuerte al trolebús. Este miércoles la intendencia insistió ante el Concejo Deliberante con un pedido de autorización para tomar deuda y realizar varias obras de infraestructura, entre las que se encuentra la construcción de dos nuevas líneas de trolebuses: la “I”, que uniría Plaza Alberdi con Plaza Sarmiento, y la “M”, que conectaría la estación Rosario Sur con la Terminal de Ómnibus, pasando por Plaza Sarmiento. El proyecto incluye la compra de 40 nuevos troles.

Comentarios