Ambas formaciones fueron probadas en enero en la ciudad china de Shanghai y ya se encontrarían en viaje rumbo a Buenos Aires. Se desconoce aún a qué línea serán finalmente asignados.

Luego de casi ocho años de idas y vueltas, llegarán a Buenos Aires dos trenes chinos del primer lote de 45 coches adquiridos a empresas de dicha nación.  Otras cinco formaciones arribarían dentro de unos meses, mientras que otras dos harían lo propio a fin de año.

De acuerdo a un breve informe difundido por la cadena Telesur, que hasta ahora no tuvo réplica en los medios argentinos, ambas formaciones se encontrarían ya en viaje rumbo al Subte porteño pero no se informó sobre la línea en la que comenzarán a prestar servicio.  Según fuentes consultadas por este medio los trenes tendrían como base el taller Canning de la línea D: de confirmarse esta versión, su incorporación permitirá trasladar formaciones Fiat Materfer a la línea A para inaugurar las nuevas estaciones San José de Flores y San Pedrito.

 La única precisión técnica brindada en dicho informe es que están prearados para circular por radios de curva cerrados “de 25 metros”, lo que los volvería aptos para los tramos sinuosos de las líneas A, C, D y E.  Sin embargo, en las imagenes emitidas se observa que poseen ventanillas de paño fijo, que sugiere tendrán aire acondicionado incorporado cuando hasta ahora se ha dicho que el Subte porteño requiere, excepto las líneas A y H, la instalación de ventilación forzada para extraer el aire caliente hacia la superficie.  Además, no parecen contar con dispositivos paratren al techo tal como utiliza la línea A ni con espacio para instalarlo en talleres del Subte, lo que indicaría que no rodarán por las vías del Anglo al menos en un futuro cercano.  Aún asi, estos aspectos técnicos sólo podrán dilucidarse cuando los trenes se encuentren en la red. 

Comentarios