SBASE lanzó el llamado a licitación para la construcción del Nodo Obelisco, que cambiará el entorno del Obelisco a nivel calzada y mejorará drásticamente el acceso y combinación de las líneas B, C y D. Con la creación del Vestíbulo Central Nodo Obelisco, se inicia una de las obras más importantes de la historia del Subte.

Tras algunos meses de demora, finalmente la empresa Subterráneos de Buenos Aires S.E. lanzó el viernes pasado el llamado a licitación pública para la construcción de una de las obras más complejas que la red de subtes ha tenido en las últimas décadas. Se trata del Nodo Obelisco, que buscará combinar de forma directa las líneas B y C sin pasar por los andenes de la línea D.

La licitación corresponde a la Etapa 1 del proyecto integral que forma parte del Plan Maestro desarrollado por SBASE el año pasado. En esta primera etapa se construirán dos pasillos de 10 metros de ancho bajo las calles Carlos Pellegrini y Sarmiento. En principio, no está previsto que haya espacio para la instalación de locales comerciales ya que el objetivo es mejorar la circulación de los 300.000 pasajeros que circulan por el nodo cada día. Sin embargo, no se descarta que puedan instalarse unos pocos comercios si hubiere lugar para ello.

También se prevé la expropiación de parte de un edificio en la intersección de Sarmiento y el Pasaje Carabelas para la construcción de un nuevo acceso a la estación Diagonal Norte de la línea C.  La línea B también recibirá nuevos accesos: uno de ellos estará ubicado sobre la calle Suipacha mientras que se ejecutará uno nuevo en el tramo hoy peatonalizado de la avenida Diagonal Norte, del lado oeste de la 9 de Julio.  

En cuanto a los pasajes peatonales que cruzan por debajo la 9 de Julio, también se prevé su utilización para proveer de accesos nuevos al subte.  El pasaje norte se utilizará para la línea B, mientras que el pasaje sur ya fue solicitado aunque su uso aún no fue definido.  También se realizarán obras de remodelación del estacionamiento subterráneo ubicado cerca del nodo, donde se prevé que las combis que transitan la zona puedan detenerse allí -en lugar de estacionar sobre la avenida- para que sus pasajeros puedan transbordar directamente con el subterráneo.


Diagrama de ubicación de nuevo acceso al Vestíbulo Central Nodo Obelisco

El Nodo Obelisco, además de facilitar la combinación entre las líneas B y C y aliviar los andenes de la línea D, mejorará los pasajes subterráneos existentes y contará con una piedra fundamental del proyecto que será de un alto impacto visual para el sector más porteño de Buenos Aires: el Obelisco. Se construirá un gran arco de acceso vidriado en una de las plazoletas situadas en frente al Obelisco, el cual servirá de portal de ingreso a los nuevos pasillos distribuidores hacia las tres líneas que convergen bajo el Obelisco.

Para la etapa de Estudio de Proyecto, que concluyó en lo que hoy es el proyecto Nodo Obelisco dividido en etapas 1 y  2, se habían presentado las empresas Roggio, Dycasa y Cartelone, habituales contratistas de obras del subterráneo, a las que se sumó Esuco, que hasta ahora no había participado nunca en este tipo de proyectos.

Con esta obra, el nodo combinatorio más transitado de la red contará con las siguientes incorporaciones:

  • Nuevo Vestíbulo Central Nodo Obelisco
  • Enlace Nuevo Vestíbulo Central Nodo Obelisco – Carlos Pellegrini (B)
  • Enlace Carlos Pellegrini (B) – Diagonal Norte (C)
  • Ampliación andenes 9 de Julio (D) y pasillos lindantes
  • Túnel conexión bajo 9 de Julio entre Carlos Pellegrini y Cerrito
  • Incorporación de caminos rodantes en túneles peatonales; escaleras mecánicas y ascensores.
  • Ventilación forzada, accesibilidad para disapacitados, sistema CCTV y de audio, centro de potencia eléctrica.

La empresa ganadora será dada a conocer el 28 de diciembre. La obra comenzará a comienzos del año 2013, con un plazo estimado de tres años y un monto aproximado de 40 millones de dólares.

Comentarios