La línea H no prestó servicio por un conflicto gremial desde iniciado el servicio hasta pasado el mediodía.

La línea H, que une las estaciones Once y Caseros, se encuentra interrumpida por una medida de fuerza gremial.  Según informó Metrovías, “un grupo de empleados se niega a tomar el servicio” en medio de la interna sindical entre la UTA y AGTSyP.

Esta nueva interrupción se suma a las acciones que toman los Metrodelegados para conseguir la inscripción de su gremio, recientemente avalada por un fallo de la Cámara Laboral.  La última medida de protesta se registró en la estación Constitución de la línea C hace varias semanas.  En aquel entonces, los delegados levantaron los molinetes aunque recibieron fuertes insultos de los pasajeros.

Comentarios