La línea C estuvo interrumpida durante casi 2 horas por dos casos de agresión a un guarda y a un boletero esta misma tarde.

El servicio de la línea C de subtes estuvo interrumpida esta tarde poco más de una hora, debido a que un pasajero agredió violentamente a dos guardas de un tren en la estación San Juan, por motivos que aún se desconocen.

Debido al incidente que sufrieron lo dos trabajadores, los delegados de la línea que une Constitución y Retiro interrumpieron automáticamente el servicio, en reclamo de mayor seguridad.

Y uno de los guardas agredidos debió ser trasladado a una clínica, a raíz de los hematomas que presentaba en su rostro a causa de los golpes recibidos.

“Es lo menos que se puede hacer”, afirmó el delegado Ariel Rochetti en declaraciones a Noticias Argentinas, respecto a la medida tomada, y agregó que “nosotros no permitimos la agresión a ningún trabajador”, por lo cual “cuando suceden estas cosas se procede de esta forma”.

Luego del incidente, los delegados mantuvieron intensas negociaciónes para que se incremente el número de efectivos en las formaciones, y en principio acordaron que haya más policías en los vagones.

Por tal motivo, a las 16:57 el servicio de dicha línea fue restablecido.

Y aunque los trabajadores no tengan previsto tomar medidas de fuerza por lo sucedido, informaron que continuarán en estado de alerta.

Por el lado de la empresa, los voceros informaron a NA que el tema de la seguridad pedida por los trabajadores “se está viendo”.

 

Notas relacionadas
Suspendieron línea C por inseguridad
Inseguridad en el subte

Comentarios