La línea B reducirá su servicio, operando de 6 a 22 de lunes a viernes y de 6 a 13 los sábados. Los domingos y feriados cerrará por completo. Es por las obras de tenido de la catenaria rígida necesaria para alimentar a los coches usados adquiridos por la Ciudad al Metro de Madrid. Será hasta febrero de 2015.

Subterráneos de Buenos Aires informó que a partir del próximo 5 de mayo la línea B reducirá su horario de funcionamiento para permitir la realización de obras. Según detalló la empresa en un comunicado, operarará de 6 a 22 de lunes a viernes, abriendo una hora más tarde y cerrando una hora antes que lo habitual y de 6 a 13 los sábados. Los días domingos y feriados no se prestará servicio alguno.

“El cierre resulta indispensable ya que las obras, que consisten en el montaje de un nuevo sistema de potencia, se realizarán en zona de vías en 10 frentes simultáneamente, que es el máximo que admite este tipo de obra de gran magnitud”, precisaron desde la estatal.

Se estima que este diagrama de emergencia sea aplicado hasta febrero de 2015, cuando está prevista la finalización de las obras a realizar, consistentes en el tendido de una catenaria rígida por la que captarán corriente los trenes CAF serie 6000 adquiridos de segunda mano al Metro de Madrid. Actualmente los trenes de la línea B operan con un sistema de captación de energía desde un tercer riel electrificado por patín colector.

La instalación del nuevo tendido eléctrico no reemplazará al anterior, ya que ambos sistemas (tercer riel y catenaria rígida) convivirán para permitir la circulación en simultáneo de trenes Mitsubishi, CAF 5000 y CAF 6000. La compra de los trenes madrileños fue oficialmente anunciada a fines de julio pasado y la obra de tendido de catenaria fue licitada en septiembre.

Dicha tecnología de catenaria rígida fue desarrollada en 1996 por el Metro de Madrid en colaboración con la Universidad Politécnica de la misma ciudad. La operadora española posee la patente de esta tecnología, por lo que se trataría de una licitación a medida de la proveedora de los coches.

Hasta el momento han arribado al país los primeros tres coches de un total de 83. SBASE tendría iniciadas conversaciones para la adquisición de 25 coches adicionales que no son propiedad del Metro de Madrid, sino de instituciones financieras que los ofrecerían mediante una modalidad de leasing, análoga a la aplicada con la operadora del subterráneo de la capital española.

En todo caso, de concretarse esta operación, sumarán 108 unidades que resultan insuficientes para abastecer a la totalidad del trazado. Por esta razón es que continuarán en funcionamiento alrededor de tres formaciones Mitsubishi y la todos los CAF 5000, de los cuales la mitad aún no ha entrado en servicio.

Asimismo, ensancharán los andenes de las estaciones, impidiendo que a futuro puedan circular por la línea trenes de gálibo ferroviario para los cuales fue diseñada la misma.

Comentarios