Un derrumbe en la construcción de la estación Villa Urquiza de la línea B demoró los trabajos de la misma.

El Subte porteño no para de recibir malas noticias. Apenas horas después de que enelSubte.com publicara el informe sobre la futura estación Echeverría de la Línea B, en Urquiza, la siguiente estación en construcción, ocurrió un imprevisto que demorará las obras.

Por suerte, las estimaciones de finalización de una obra siempre contemplan dentro de un margen de error los posibles retrasos por imprevistos. La línea B no fue una excepción: su fecha de inauguración sigue fija.

Sin embargo, lo ocurrido el viernes pasado no fue algo menor. El “molde” (ver imagen) con el cual se construye la caverna de la estación Villa Urquiza sufrió un desperfecto y se partió cuando el sexto camión de hormigón procedía a continuar el rellenado del molde.

El gran peso de 40 metros cúbicos de hormigón sobre el molde y un aparente desperfecto en los sostenes, produjeron una rotura del molde -una estructura de puro hierro-, que se partió. El hormigón cayó sobre toda la estación en construcción.

Hace una semana que los obreros están trabajando para quitar el hormigón seco derrochado, mientras el molde es reparado por técnicos especializados.

Esto retrasará la obra aproximadamente entre unos 30 y 40 días, para volver al “punto cero”, es decir, donde se habían detenido los trabajos aquél jueves 16.

La inauguración de este tramo, junto a la cochera de Urquiza, está prevista para principios del 2009.

Comentarios