La Ciudad licitó el reemplazo de la señalética de los accesos de todas las estaciones de la red, inclusive las más nuevas. La "pastilla" con color identificando a cada línea introducida en 2006 podría desaparecer.

Subterráneos de Buenos Aires lanzó este miércoles la licitación 176/14, que comprende el reemplazo de la señalética de los accesos de todas las estaciones de la red, aún las más nuevas.

Así se completa el proceso de renovación de la imagen del Subte iniciado en 2013 con la introducción de los nuevos mapas y piezas gráficas en el interior de los trenes, la nueva librea de las formaciones y el recientemente licitado reemplazo de la señalética que el Estudio Shakespear diseñó para Metrovías en la década del 90.

Al igual que en esta última, la licitación se encuentra dividida en dos renglones.

El primero de ellos comprende las bocas de las estaciones de la línea A entre excepto Plaza de Mayo y Plaza Miserere, de la línea B entre Tronador y Rosas, de la línea C (Moreno, Diagonal Norte, Lavalle y San Martín), de la línea D entre Catedral y Palermo exceptuando Tribunales y Agüero, de la línea E entre Entre Ríos y Boedo y todas las estaciones de la línea H.

El segundo renglón comprende los accesos de Plaza de Mayo y Plaza Miserere (línea A), el tramo Alem – Lacroze de la línea B, las estaciones Constitución, San Juan, Independencia, Avenida de Mayo y Retiro de la línea C, las estaciones del tramo Ministro Carranza – Congreso de Tucumán, además de Tribunales y Agüero de la línea D y los tramos Bolívar – San José y Avenida La Plata – Plaza de los Virreyes de la línea E.

Con esta renovación podría desaparecer la “pastilla” con el color identificatorio de cada línea impuesta por Shakespear en la actualización de 2006, acaso una de las más exitosas intervenciones desarrolladas por dicho estudio.

Comentarios