Transporte llamó a licitación para la segunda y la tercera etapa de la obra del viaducto de la línea Belgrano Sur. Las obras comprenden la construcción de una traza elevada entre Sáenz y Constitución con dos nuevas estaciones. El financiamiento está a cargo de la Corporación Andina de Fomento (CAF).

El Ministerio de Transporte de la Nación hizo público el llamado a licitación internacional 1/2017, relativo a la segunda etapa del viaducto de la línea Belgrano Sur: de Sáenz a Constitución. El primer tramo, que comprende la elevación de la traza ferroviaria hasta la calle Taborda y la construcción de la nueva estación Sáenz elevada, ya se encuentra en obra en sus etapas preliminares.

La licitación en cuestión comprende la construcción de un viaducto de vía doble entre la calle Taborda y la estación Plaza Constitución de la línea Roca, comprendiendo la edificación de dos estaciones: una nueva estación Buenos Aires elevada en el cruce con la avenida Vélez Sarsfield (que reemplazará a la actualmente existente) y la estación Constitución, que estará recostada sobre el lateral oeste de la terminal del Roca, en cercanías del Edificio Paracas.

La obra está dividida en dos tramos: de Taborda a estación Buenos Aires y de esta última a Constitución. Debido a esto la estación Buenos Aires contará con tres vías y dos andenes isla, de modo que pueda funcionar provisoriamente como terminal mientras se ejecuta la extensión a Constitución propiamente dicha.

Detalle del proyecto de extensión del Belgrano Sur.

El viaducto se construirá siguiendo la traza ferroviaria actualmente existente hasta las cercanías del cruce con la calle Zavaleta, donde comenzará a describir una curva para ubicarse al sur de la calle Olavarría, alcanzando el ramal que conecta Kilo 5 con la estación Sola, actualmente concesionado a Ferrosur Roca, aunque sin afectar la operatividad de los trenes cargueros. En el cruce con la avenida Vélez Sarsfield se construirá la estación Buenos Aires. A partir de allí, el viaducto continúa por terrenos de la Playa de Cargas Sola “donde se afectarán algunas vías entre galpones, que se encuentran actualmente no operables”, explica el documento oficial.

Allí mismo el viaducto comenzará a describir una amplia curva hacia el norte para ubicarse paralelo a la vía cuarta del Ferrocarril Roca, aunque sin afectarlo. El Belgrano Sur cruzará la avenida Suárez con un puente independiente y continuará por una franja de terrenos hasta el puente de la calle Ituzaingó. A partir de allí, el Belgrano Sur se internará en la línea Roca -siempre recostado sobre el lateral oeste-, donde habrá que reformular parte de las vías.

Las expropiaciones que el proyecto requiere son mínimas y ya fueron aprobadas por la Legislatura Porteña.

El documento oficial precisa, además, que la obra ha sido formulada teniendo en cuenta el proyecto RER: “el diseño altimétrico de la vía ha sido estudiado también para permitir un futuro desvío de un ramal hacia un tramo soterrado bajo la calle Paracas”.

A diferencia de los viaductos de la línea San Martín entre Palermo y Paternal y de la línea Mitre entre Hipódromo y Congreso, cuya ejecución se encuentra a cargo del gobierno porteño a través de AUSA, el viaducto del Belgrano Sur será íntegramente realizado por el Estado nacional. En particular, esta etapa es financiada por un crédito otorgado por la Corporación Andina de Fomento – Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). La primera etapa, en tanto, cuenta con financiamiento del Banco Mundial (Préstamo BIRF Nº 7794-AR), que había sido firmado en 2010.

El Gobierno de la Ciudad, en tanto, estará a cargo de todas las obras complementarias que se desprendan de la construcción de la traza ferroviaria: apertura de calles, espacio público y parquización, entre otras. Tales tareas no forman parte de la actual contratación.

El presupuesto oficial de la obra es de 1610 millones de pesos y el período de entrega de es de 26 meses a partir del inicio de las tareas.

Comentarios