El sindicato abrió los molinetes de la cabecera norte de la línea C esta mañana a las 6 en un nuevo capítulo del reclamo por la readecuación de los sistemas de recarga de tarjetas magnéticas. Denunciaron maltratos a los boleteros por la escasez de personal y por la mala ubicación de las máquinas.

 El secretario general adjunto del sindicato, Néstor Segovia, informó que la medida comenzó a las 6 de la mañana.  “La idea es que la gente no haga una fila extensa porque se dan casos de maltratos a los boleteros por la demora producto de la escasez de aparatos para recargar la tarjeta SUBE”.  Segovia agregó que “Metrovías incumplió su compromiso de sumar 200 máquinas antes del 30 de noviembre último, contra lo que había aceptado ante el Ministerio de Trabajo y la Secretaría de Transporte”.

De acuerdo al sindicato, se solicitará “la incorporacion de mayor cantidad de personal, la implementacion de impresoras de tickets y el cambio de ubicacion de los Posnet en el sector de boleterias, que habian sido acordados con la empresa Metrovias S.A. ante el Ministerio de Trabajo en el mes de septiembre del corriente año y que aun no han sido llevadas a cabo”.

Comentarios