Se aprobó anoche. Los chóferes podrán obligar a descender a un pasajero si no acata el llamado de atención y persiste.

La Legislatura porteña aprobó anoche la norma que prohíbe a los pasajeros de colectivos, que circulan por la Ciudad, y a los que viajan en la red de subtes utilizar equipos de reproducción de música o video sin auriculares para “evitar ruidos molestos que perturben a la mayoría de los pasajeros”.

La norma que fue aprobada en la última sesión ordinaria del año, impulsada por los diputados Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica; y Daniel Lipovetzky, del PRO, obligó a efectuar modificaciones al Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad.

Los legisladores establecieron que tanto las empresas dueñas de las líneas de colectivos como en la red de subtes “deberán exhibir un cartel, dentro de los habitáculos, en un lugar visible, haciendo constar en forma clara y legible, la prohibición”.

Según la nueva ley, si un pasajero no respete la norma, los chóferes deberán “realizar una advertencia” para que se silencie la música y “en caso de persistir con el incumplimiento, quedarán facultados para solicitar el descenso del infractor”. En cambio, si se da en una línea de subte se podrá expresar la queja en cualquier estación.

“Creemos que por una cuestión de derecho cada persona debe tener la posibilidad de escuchar lo que sea de su agrado, siempre y cuando esto no perturbe el medio ambiente ni a afecte a terceros”, concluye el texto de la ley que se dio a conocer esta madrugada.

¿Está de acuerdo con la prohibición de escuchar música sin auriculares en transportes públicos?

Comentarios