El servicio de la línea B quedó normalizado a partir de las 8, luego de que los trabajadores levantaron la medida de fuerza que impidió el comienzo de la prestación en el horario habitual, informaron voceros de la empresa Metrovías.

La línea, que une las estaciones Leandro N. Alem y Los Incas, estuvo interrumpida entre las 5 y las 8.

El personal de esa línea había decidido no iniciar sus tareas luego de tomar conocimiento de la “suspensión sin causa de dos trabajadores y faltante de dinero en varios de los lockers del personal de boletería”, según indicó el delegado gremial Claudio Della Carbonara.

El sindicalista explicó que la medida respondía, además, al reclamo de “la reincorporación del personal despedido el último mes y el cese de los actos intimidatorios hacia los trabajadores”.

Poco después de las 7.30 el personal del ramal en conflicto realizó una asamblea en la que decidió levantar el paro, a la espera de que Metrovías atienda los reclamos gremiales del sector.

“No queremos más aprietes de las patotas y exigimos que se respeten las medidas que garanticen nuestra seguridad y la de los pasajeros” demandó Della Carbonara al anunciar que los trabajadores retomaban sus tareas.

En tanto, la empresa Metrovías atribuyó la interrupción a “una protesta de un grupo de ex delegados, que impidió la salida de las formaciones desde la estación Federico Lacroze, en rechazo a la sanción de un conductor de esa línea por hacer uso indebido del audio de una formación, violando las instrucciones de seguridad operativa del servicio”.

La empresa responsabilizó a los trabajadores en conflicto por los inconvenientes que sufren los pasajeros “debido a la modalidad elegida por este grupo de ex delegados para librar su batalla política”.

Comentarios