Las obras de extensión de la línea E hacia Retiro, a cargo de la constructora Roggio, ya lleva más de medio año de retraso debido a incumplimientos económicos de pagos por parte de la Nación. En la empresa contratista ya redujeron personal y se retrasó la cadena de pago a proveedores.

El avance de la extensión de la línea E hacia Retiro ya no cuenta con la velocidad que tenía antes de las elecciones de octubre de 2011. Tras las elecciones, más precisamente a fin de año, el Estado nacional suspendió erogaciones a la empresa Benito Roggio e Hijos S.A. correspondientes a pagos de la obra que unirá las estaciones Bolívar con Retiro.

Días antes de los comicios electorales se evaluó la “inauguración” de la estación Correo Central. La constructora incluso colocó rieles y durmientes provisorios para que puedan estacionar un tren G.E. de la línea E y dar avance a la ceremonia con la presencia de la Presidente y por aquel entonces candidata Cristina Fernández. Al final, esto no sucedió y los durmientes y rieles continúan en uno de los andenes de la estación.

Sin embargo, semanas después de las elecciones, los pagos se suspendieron y Roggio continuó la obra durante la primera mitad del 2012 a media marcha. Este medio pudo constatar que en junio la contratista comenzó una serie de medidas para bajar gastos y reducir personal. Algunos pagos a Proveedores se vieron afectados, se suspendieron contratos con empresas tercerizadas, suspendieron con reducción de salarios a personal de contratación directa con Benito Roggio y hasta postergaron el pago de aguinaldos.

De todas formas, transcurridos siete meses de la desaceleración de las obras, las cuales se limitaron prácticamente al hormigonado de túneles y estaciones, todo parece indicar que la situación se regularizaría en las próximas semanas cuando la Nación cancele pagos adeudados tras la resolución publicada recientemente en el Boletín Oficial que redetermina precios y amplía el contrato de las obras con Roggio.

La Secretaría de Transporte aprobó días atrás una modificación en la ejecución de las Obras Civiles destinadas a la Extensión de la Línea E y estableció además la erogación de 110.240.016,55 pesos para cumplimentar los trabajos adicionales correspondientes.

Si bien aún no hay noticias sobre la reactivación de las obras a la velocidad que supo tener en 2011, todo supone que tras las cancelaciones de Nación, la línea E reestablezca sus obras en todos los frentes.

Comentarios