En tiempos donde la gestión de Metrovías volvió a ser cuestionada, la CNRT envió nuevamente a inspectores a revisar la red.

Tal como ocurre en cada regreso de la moda mediática de pegarle a Metrovías, la CNRT envió a inspectores a recorrer la red y verificar el estado del mantenimiento de la infraestructura concesionada, en especial del material rodante.

Entre el alto impacto periodístico del blog viajecomoelorto y la cercanía de las elecciones, la Secretaría de Transportes de la Nación, de la cual depende la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), ordenó a esta última retomar las inspecciones sobre la red concesionada, para evaluar el estado del mantenimiento integral.

Como ocurrió a finales del 2006, en medio del último grito de la moda que en ese entonces era, nuevamente, cuestionar la concesión de Metrovías, la CNRT había enviado inspectores a revisar los coches y la calidad de los repuestos, entre otras cuestiones. Todo terminó con transacciones de sobres y papeles y, para variar, las inspecciones quedaron en la nada.

En esta oportunidad, la CNRT intenta hacer lo más visible posibles sus inspecciones, delante del público en horas pico, para demostrar que cumplen con su deber y que se ocupan de controlar a la empresa a la cual le cedieron en concesión uno de los transportes más conflictivos de la Ciudad, cuyo estado actual es de evidente desmoronamiento y falta de inversión de las partes responsables.

Comentarios