La verdad sobre el anuncio de SBASE

La compañía publicita como novedad una renovación masiva del 70% del material rodante, aunque en realidad se trata de una acumulación de anuncios realizados desde 2012.

Diversos medios replicaron en el día de ayer el comunicado emitido por SBASE (Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado), que aluden a una renovación del 70% del material rodante del Subte con la incorporación de “402 nuevos coches”. No obstante, en ese número se hayan contenidos tanto coches nuevos como usados, cuyas compras han sido anunciadas por separado desde inicios de 2012.

  • Línea A: La compañía estatal comunicó la adquisición de 105 coches, adjudicados a CNR en mayo pasado tras un proceso licitatorio iniciado en el mes de enero en el que el consorcio chino CITIC fue el único oferente. Dichos coches se hallaban en pleno proceso de fabricación cuando Nación canceló la compra en medio de la disputa por el traspaso. Finalmente, la Ciudad se dispuso a adquirirlos armando una licitación a medida. La autorización del endeudamiento para adquirir estos trenes aún está pendiente en la Legislatura.
  • Línea B: Se compraron 73 coches CAF serie 6000, adquiridos de segunda mano al Metro de Madrid. Dicha operación, que había sido adelantada por enelSubte.com en mayo pasado, se anunció oficialmente hacia fines de julio. La configuración de los coches en duplas -exceptuando una solitaria tripla- provocará una pérdida de capacidad de carga y malgasto de espacio, además de comprometer la circulación interior. Al margen de esto, SBASE pretendió hacer pasar esta compra como el paso definitivo para la jubilación de los Mitsubishi, obviando un detalle: los japoneses son 126 coches y los madrileños apenas 73.
  • Línea C: En enero pasado SBASE emitió una manifestación de interés para la provisión de 18 coches usados (tres trenes de seis coches cada uno) para esta línea. Las especificaciones técnicas y la documentación tendía a indicar que se trataba de una formalización de las negociaciones entabladas por la Ciudad con el municipio japonés de Nagoya. Ahora las versiones periodísticas hablan de “30 coches”. No obstante, hasta el momento no se conoce documentación que lo avale.
  • Línea D: A inicios de junio el propio presidente de SBASE adelantaba al matutino Clarín la decisión de adquirir 24 coches Alstom Metropolis para reforzar la frecuencia de la línea D (cuatro trenes de seis coches). Su incorporación contemplaría la migración de algunas formaciones Fiat Materfer hacia otras líneas, aunque no permitiría su retiro total.
  • Línea E: es la única que había quedado marginada de los anuncios de incorporación de material rodante realizados durante los últimos tiempos. Se especulaba con que en ella terminarían recalando las formaciones Fiat Materfer de las que se irían desprendiendo las líneas A y D una vez que llegasen los primeros embarques de trenes nuevos para las mismas. No obstante, se informó la adquisición de “50 coches”, sin dar mayores precisiones al respecto.
  • Línea H: 120 coches (20 trenes de seis coches cada uno) fueron adjudicados a Alstom Brasil en abril de 2012. La adquisición de estos trenes se vio demorada cuando el Banco Central negó los avales a la Ciudad para que la misma pudiera acceder a la financiación del BNDES brasileño, que acompañaba la oferta de Alstom. Si bien en noviembre de 2012 la Legislatura autorizó al Ejecutivo a endeudarse, fue recién en mayo de este año cuando Macri efectivizó la toma de deuda.

Artículos similares

Comentarios