TMH Argentina, subsidiaria de la rusa Transmashholding, ganó una licitación para realizar mantenimiento a 160 coches remolcados y 24 locomotoras diésel CSR de la línea San Martín. Los trabajos se realizarán en Mechita y Retiro. Se trata del primer contrato importante que gana la compañía rusa, que desembarcó el año pasado en el país.

TMH Argentina, flamante compañía ferroviaria filial de la rusa Transmashholding, resultó adjudicataria de la reparación de locomotoras y coches remolcados CSR de la línea San Martín.

La licitación, en rigor una contratación directa por compulsa abreviada y por urgencia para realizar “mantenimiento preventivo mediano”, había sido lanzada en noviembre pasado por Trenes Argentinos Operaciones y comprendía tres renglones (locomotoras, herramental y coches), abarcando la totalidad de la flota, de 160 coches CSR Puzhen y 24 locomotoras CSR SDD7.

Según comunicó la compañía, la oferta de TMH fue la más económica de entre los oferentes: 29,7 millones de dólares.

Si bien no es la primera vez que TMH Argentina se presenta a una licitación -ya lo había hecho el año pasado para reparar coches de las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín-, se trata del primer contrato importante que gana. La compañía anunció el año pasado su desembarco en el país y al cabo de pocos meses firmó un acuerdo con Trenes Argentinos Infraestructura para instalarse en los talleres para instalarse en los talleres de Mechita, donde se realizará buena parte de las tareas de mantenimiento de los coches.

Cabe recordar que este tipo de material rodante entró en servicio en 2013, primero en las líneas Mitre y Sarmiento, más tarde en el San Martín. Los coches remolcados han sido objeto de controversia por la escasa calidad de sus terminaciones, que se hallan por debajo de otros productos de CSR. Adicionalmente, las locomotoras CSR SDD7 se vieron involucradas en una serie de principios de incendio hasta que, auditoría mediante, CRRC y Caterpillar (fabricante de los motores) se hicieron cargo del reemplazo de los componentes defectuosos.

Comentarios