La Provincia de Buenos Aires decretó el final de las actuaciones de la Unidad Operativa de Transferencia, el órgano encargado de gestionar el traspaso a la Nación. Si bien Trenes Argentinos se hizo cargo nominalmente de todos los servicios que estaban concesionados a Ferrobaires no hay planes para reactivarlos.

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires dio por finalizada la actuación de la Unidad Operativa de Transferencia (UOT), organismo encargado de gestionar el traspaso de Ferrobaires al Estado nacional.

Mediante el decreto 621/17, publicado el martes en el Boletín Oficial, la gobernadora María Eugenia Vidal resolvió “aprobar lo actuado por la UOT” y “dar por concluida” la intervención en ese organismo de los delegados del gobierno provincial.

Una medida similar, pero a nivel nacional, había sido emitida en julio pasado. La resolución 517-E/2017 del Ministerio de Transporte había dado por concluidas las actuaciones de la Unidad Operativa de Transferencia y determinó la absorción por parte de Trenes Argentinos Operaciones y de Trenes Argentinos Infraestructura de los servicios e infraestructura (respectivamente) oportunamente concesionados a la Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial (UEPFP).

Sin embargo, esa absorción, que involucra a un abultado número de ramales, sólo se hizo nominalmente. Tal como reveló enelSubte meses atrás, en un anexo no publicado de esa misma resolución sólo se contempla el restablecimiento de los servicios a Mar del Plata, Bahía Blanca vía Lamadrid y Junín, dejando sin conexión ferroviaria a localidades como Tandil, Pinamar, Carmen de Patagones, Bolívar, 25 de Mayo y Sierra de la Ventana, entre otras.

La falta de planes para recuperar esos servicios ha derivado en el reclamo de autoridades municipales, como el reciente pedido del Concejo Deliberante de Pinamar para que Transporte “cumpla con su deber” de mantener el servicio ferroviario a esa ciudad balnearia.

Comentarios