El Gobierno nacional y el porteño firmaron esta tarde la devolución de la red de subterráneos a la Capital luego de 18 años de administración nacional. El convenio establece que los aumentos tarifarios deberán derivarse a un fondo para pagar obras.

 El Gobierno de la Ciudad y la Nación firmaron esta tarde el acta que da inicio a la devolución de la red de Subtes y el Premetro a la órbita porteña.  Tras 18 años de administración nacional, a partir de ahora será la Comuna porteña la que se encargará de controlar la prestación del servicio, de definir las inversiones a realizar y la tarifa que se cobrará.

En ese sentido, el convenio firmado entre ambas partes estipula que en caso de registrarse aumentos en la tarifa, los excedentes deberán destinarse al pago de obras de mejora del servicio.  “Se trata de un fondo común de obras sobre un hipotético aumento de tarifas, que es ahora potestad de la Ciudad. El convenio habilita el control y la fiscalización de este excedente. En el caso de registrarse variaciones, se conforma en partes iguales, siempre como parte de los 360 millones de pesos de cada uno”, explicó el ministro de Planificación, Julio De Vido.

Por un plazo de 90 días desde la firma de este convenio, Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) y la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) deberán realizar las tareas pertinentes para que la empresa del Estado porteño pueda ejercer el control slobre el servicio.

Comentarios