Ante el proyecto para construir un Subte en Córdoba, los rosarinos demandan una explicación a sus autoridades. "La mejor solución es el tranvía", repiten. Sostienen, además, que la decisión de construir un Subte en Córdoba es "más política que técnica".

El Subte cordobés no sólo causa polémica en la provincia mediterránea, sino también en la ciudad de Rosario.  Allí, al igual que en Córdoba,se viene estudiando la posibilidad de construir un Subte.  Sin embargo, al mismo tiempo que el intendente cordobés anunciaba un pre acuerdo con China para construir una red de cuatro líneas de subterráneos, las autoridades rosarinas decidieron optar por una red de tranvías.

Mónica Alvarado, gerente del Ente de Transporte de Rosario, explicó que “hemos estudiado mecanismos de financiamiento, estudios técnicos, ambientales para elegir la solución óptima en el tema transporte. Rosario y el área metropolitana tienen como corredor más importante el norte-sur. En este corredor, la solución óptima es el tranvía”.  Alvarado explicó que el Subte es propicio cuando “se mueven 20 mil pasajeros por hora por sentido”. En estos momentos, en Rosario esa cifra llega a 2.500 pasajeros con el actual sistema de transporte, lo que implica que “no se justifica la implementación de un sistema de las características de un subte” cuando “hay otras opciones buenas sin esa infraestructura”.

Otro punto a considerar es el costo de la obra: cada kilómetro de Subte cuesta entre 60 y 70 millones de dólares.  Es por esto que, para la Municipalidad de Rosario, la decisión de construir un Subte en Córdoba fue más política que técnica.  A pesar de las explicaciones oficiales, los rosarinos han mostrado su desacuerdo, por ejemplo, a través de los comentarios de lectores de los sitios web de los diarios locales. mientras algunos opinan que el tráfico en el centro es de 2500 personas por hora gracias a que el actual transporte público es de mala calidad, otros piensan que una línea de tranvías circulando por las calles de Rosario complicaría aún más los embotellamientos que ya se producen en las principales avenidas. 

Comentarios