Un grupo de trabajadores de la UTA bloqueó la salida de trenes al incio del servicio. La línea comenzó a normalizarse a las 7.35 y se normalizó alrededor de las 9 tras fuertes demoras. Las demás líneas y el Premetro operan con normalidad.

Un grupo de trabajadores, afiliados a Unión Tranvíarios Automotor (UTA), impidió esta mañana que la línea B iniciara sus servicios.  Metrovías decidió que los trenes no circularan debido a que había personas cortando las vías en las salidas de la cochera – taller Rancagua, ubicada bajo la Plaza Los Andes entre las estaciones Dorrego y Federico Lacroze, en donde se guardan y reparan gran parte de las formaciones de la línea B.  A las 7.35, se reanudó la circulación de las formaciones entre Leandro Alem y Los Incas, pero el servicio se normalizó a las 9 tras fuertes demoras y congestión.

Lucila Maldonado, gerente de Relaciones Institucionales de Metrovías, explicó a la prensa que “Hoy a las 5 de la mañana cuando abría la línea B, personal de UTA quien agrupa a los trabajadores del subte impidió la entrada de los trabajadores, ellos se arrojaron a los trenes impidieron que salieran”, indicó. “Es una instancia más dentro de la interna gremial que venimos viviendo la empresa y la gente desde hace mucho tiempo atrás”, completó.

Por parte de los trabajadores nucleados en AGTSyP (Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro), el delegado de la línea B, Claudio DellaCarbonara, dijo que “creemos que se puede brindar un servicio en toda la extensión si la empresa toma la decisión de hacerlo, y deja de apañar a un grupo de trabajadores que no representan a todos”, advirtió el dirigente y agregó: “Estamos dispuestos a trabajar y esto demuestra la complicidad que hay con la empresa y los de la UTA”.
 

Comentarios