El gobierno de Mauricio Macri podrá pagarle en bonos a los proveedores y realizar ciertas obras pendientes; ninguna en la lista está relacionada con el avance de las obras de subterráneos.

El parlamento porteño facultó al Poder Ejecutivo a emitir bonos de deuda por 1.604 millones de pesos para saldar el pago a proveedores por obras realizadas en la ciudad. También, se permite avanzar en la ejecución de obras de infraestructura del fondo FOISO que nunca pudieron implementarse. 

Cabe señalar que la iniciativa enviada por el Jefe de Gobierno Porteño Mauricio Macri a la Legislatura apunta a cancelar obligaciones legítimas y certificados de obras que vencen el 15 de marzo de 2012. Y contempla la emisión de bonos de deuda por 690 millones de pesos de letras del tesoro por otros 300 millones de pesos más.

La ley perteneciente al Ejecutivo Local fue aprobada por 40 votos positivos (Pro, Peronista, Autonomía con Igualdad, Juventud Yrigoyenista, Identidad Porteña y Encuentro Progresista) recibió 10 votos negativos (Dialogo por Buenos Aires, Igualdad Social, Encuentro para la Victoria, Partido Socialista, Nueva Izquierda, Autodeterminación y Libertad, Espacio Plural y Nueva Democracia) y 6 abstenciones (Coalición Cívica).

La norma impulsada por el gobierno de Macri generó varias muestras de rechazo por los distintos bloques opositores en el recinto por considerar que el Jefe de Gobierno quiere “endeudar a la Ciudad”.

En el debate, el ex-jefe de gobierno y actual legislador de Diálogo por Buenos Aires, Aníbal Ibarra pidió que la norma “se archivada” y apuntó a que la misma “pretende otorgar gastos corrientes a lo que se le antoje al gobierno y pedimos el archivo del expediente”.

Luego el titular del bloque Igualdad Social, Martín Hourest manifestó que “lo que se está votando no tiene nada que ver con la ciudad soñada porque se encuentran suspendidas las obras” y resaltó que “nos someten a estas situaciones que no tienen relación con la realidad”.

Además, Hourest tildó de “gran fantasía ceder 1.500 millones de pesos para subtes, que no está proyectado por el Ejecutivo porque no hay proyecto”. Y sintetizó que el fondo de financiamiento FOISO “debería ser para obras a largo plazo” a la vez que se quejó de que “estamos votando una herramienta de ajuste de caja del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”. El presidente del bloque de Igualdad Social sentenció que “el día que nos digan se acabó el dinero, decimos, se nos va a morir un familiar”.

Por otra parte, el presidente del bloque de la Coalición Cívica, Sergio Abrevaya expresó que “las obras en el barrio Las Cañitas, y Boulevard Rivadavia, el túnel de la 9 de julio, y el Parque Central, la gente no las pidió” y acusó a la gestión macrista de “anunciar grandes obras sin pasar por la legislatura”.

Además, el legislador de Autodeterminación y Libertad Gerardo Romagnoli acusó al Poder Ejecutivo local de “endeudar a la ciudad”.

Antes de la votación, el diputado de Espacio Plural, Gonzalo Ruanova enfatizó que “es un consenso atado con alambre y con un rojo financiero propinante” y adelantó que “una etapa de crisis en la Ciudad de Buenos Aires”.

En otros temas que fueron tratados en la misma sesión, el parlamento aprobó una iniciativa que prohíbe la entrega de bolsas de plástico a locales comerciales. La norma fue propuesta por los diputados, mandato cumplido, Juan Manuel Velasco, Carlos Lo Guzzo y Marta Varela (Pro). La misma fue aprobada por unanimidad, por 55 votos. El proyecto consiste en reducidor la generación de bolsas de residuos y disminuir el volumen final de aquellos residuos que no sean biodegradables.

Por último, en el recinto se anunció la conformación de dos nuevos bloques en la Legislatura Porteña. Uno de ellos es el bloque Identidad Porteña y Encuentro por la Victoria. El bloque Identidad Porteña está conformado por los diputados Silvia La Ruffa, Alicia Bello, Chirstian Asinelli y Diego Kravetz (quien preside el bloque); Y Encuentro para la Victoria está conformado por los diputados Juan Cabandié (Presidente) y Sebastián Gramajo.

Comentarios