La Justicia emitió una medida cautelar ordenando la instalación de un tótem de asistencia que deberá ser utilizado por las personas con movilidad reducida que requieran de ayuda para desplazarse por estaciones que no estén equipadas con ascensores o salvaescaleras.

El Juzgado de primera instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario n° 2, a cargo del juez Roberto Gallardo, hizo lugar a un recurso de amparo y emitió una medida cautelar que obliga a Metrovías a la colocación de un tótem de asistencia para personas con discapacidad en las estaciones del Subte.

El recurso de amparo fue presentado por Gustavo Fernández, una persona con discapacidad motriz que debe desplazarse permanentemente en silla de ruedas, y que trabaja en la galería Obelisco Sur.

El juez ordenó que se instale en todas las estaciones un dispositivo con botonera (el “tótem de asistencia”) en cada acceso de estación y otro en cada andén para ser accionado por las personas con discapacidad que requieran de asistencia, “hasta tanto culminen las obras estructurales” que garanticen la accesibilidad de la red. Cada estación tendrá dos empleados especialmente capacitados para la asistencia de quien lo requiera.

En su resolución, el juez consideró, tras interpretar el Acuerdo de Operación y Mantenimiento (AOM), que la instalación y operación del sistema es responsabilidad de la operadora Metrovías. Sin embargo, según pudo saber este medio, será Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) quien se hará cargo de la inversión en el equipamiento.

La Defensoría del Pueblo, en tanto, intervino en la causa proponiendo soluciones provisorias para las personas con movilidad reducida hasta tanto se concreten las obras planeadas por SBASE.

En la medida cautelar, el juez Gallardo puntualizó que “sólo el 34% de las estaciones se encuentra dotada de mecanismos que permitan la accesibilidad total a las personas que atraviesen alguna discapacidad motora o dificultades en su movilidad”. Aún en las estaciones donde sí se encuentran instalados estos mecanismos “su utilidad se encuentra mermada en numerosos casos por falta de funcionamiento, desperfectos técnicos, o bien por falta de higiene y mantenimiento”.

Comentarios