La Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo falló a favor de un grupo de trabajadores, haciendo lugar parcialmente a una medida cautelar que habían solicitado. El grupo de gremialistas había denunciado una "clara actitud de persecución gremial" por parte de Metrovías.

La Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo hizo lugar parcialmente a una medida cautelar solicitada por un grupo de trabajadores del Subte, que había sido rechazada en primera instancia.

El fallo, firmado por los jueces Miguel Ángel Pirolo, Graciela González y Miguel Ángel Maza, ordenó a Metrovías “a restituir en el plazo de cinco días […] las condiciones laborales de los representantes gremiales en las tareas que fueran modificadas”.

El grupo de gremialistas, que responde al delegado Néstor Piriz, enfrentado a la conducción de la AGTSyP, afirmó que existe una “clara actitud de persecución gremial” por parte de la operadora. Según denuncian, Metrovías “modificó las tareas, sancionó y ejerció fuertes descuentos a los salarios de los representantes gremiales que encabezaron el conflicto”. La Justicia, en tanto, no hizo lugar a esta parte del planteo ni ordenó la restitución de los descuentos porque el planteo no reunía “los requisitos exigidos para su admisibilidad”.

Comentarios