Ambas jurisdicciones llegaron hace instantes a un acuerdo. La Ciudad se hará cargo del control de la red de subtes y del Premetro, además de recibir la potestad de fijar sus tarifas. En tanto, la Nación abonará la mitad de los subsidios operativos durante un año. Se fijó un plazo de 90 días para delinear cuestiones administrativas.

 Los gobiernos de la Nación y de la Ciudad llegaron finalmente un acuerdo gracias al cual esta última se hará cargo del subterráneo y del Premetro a partir del primer dia hábil de enero.  La Nación se comprometió, tal como especificaba su oferta original para concretar la devolución, a abonar la mitad de los subsidios operativos por el plazo de un año.

La transferencia de la red implica que la Ciudad recibirá la responsabilidad de la “totalidad de la red de subterráneos y premetro, la fiscalización, el control y la potestad tarifaria del servicio”, informó la Secretaría de Transporte de la Nación.  También se acordó que en un plazo de 90 días ambas partes acordarán “cuestiones administrativas”, entre las que se presume se incluye el contrato de concesión con Metrovías y las inversiones incumplidas.

Comentarios