El Gobierno porteño ensaya por estas horas una estrategia para defenderse en caso de que el Gobierno nacional recurra a la Justicia para lograr la transferencia del Subte. Las negociaciones entre ambas partes se encuentran estancadas gracias a la inversiones incumplidas y a los plazos de la devolución.

 El Gobierno de la Ciudad instruyó a sus equipos legales para que preparen una estrategia defensiva en caso de que el Gobierno nacional cumpla con su amenaza de llevar a la Justicia la transferencia del Subte.  Las negociaciones se empantanaron a mediados de noviembre tras la segunda reunión que sostuvieron las partes, en la que la Ciudad presentó una contraoferta que fue rechazada por la Nación.

El Gobierno nacional había propuesto devolver la jurisdicción sobre la red y entregar a título gratuito las obras de extensión de la línea E y de remodelación de la línea A.  A su vez, Nación afrontaría la mitad de los 700 millones de pesos de subsidio operativo que ahora se destina a Metrovías por el período de un año.  El 1 de diciembre iba a ser la fecha elegida para el cambio de mando, pero todo quedó en la nada luego de que la Ciudad presentara una contrapropuesta en la que exigía el pago del subsidio completo hasta 2017 (año en el que expira el contrato con Metrovías), que la concesionaria reforzara la frecuencia de las líneas B y D incorporando más coches y un programa de endeudamiento conjunto para afrontar las inversiones necesarias para mejorar el servicio en toda la red.

El Gobierno nacional rechazó entonces la oferta capitalina y el secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi amenazó copn recurrir a la Justicia para lograr la devolución.  Al respecto el funcionario mencionó que existe un decreto de 1999, firmado por el entonces presidente Carlos Menem, que ordenaba la transferencia del subte a la Ciudad; una ley de la Ciudad, sancionada en 2000, que adhería al contenido de dicho decreto; y notas tanto suyas como del actual viceministro de Economía Roberto Feletti de la época en la que fueron funcionarios de Jorge Telerman en la Ciudad solicitando al presidente Néstor Kirchner la devolución de la red.  A esto deben sumarse otros dos intentos por transferir la red: el primero, durante la jefatura de Aníbal Ibarra y el segundo a comienzos del primer mandato de Mauricio Macri.  Sobre este último, la presidente Cristina Fernández de Kirchner llegó a tener el decreto redactado pero la actitud opositora que adoptó Macri durante el conflicto con el campo congeló cualquier intento de devolver la red a la Ciudad.

Comentarios