Así lo indicó Néstor Grindetti, ministro de Hacienda porteño, a los legisladores porteños al presentar el Presupuesto 2010. Fuertes críticas de la oposición a los fondos asignados para el subte.

 

Néstor Grindetti, el ministro de Hacienda de la Ciudad, participó el viernes de una reunión informativa con los legisladores acerca del proyecto de Presupuesto 2010. Las preguntas de los representantes giraron en torno a cuatro grandes ejes: la falta de previsión de aumentos salariales para los empleados del Estado, la elaboración de los índices para calcular la inflación, la escasez de grandes obras de infraestructura y el estancamiento en la extensión del subte.
 
Respecto al subte, el ministro indicó que los organismos de crédito multilaterales calificaron a la Ciudad de Buenos Aires como un sujeto de crédito confiable, con un riesgo mucho menor al del Estado nacional. Reiteró que, a pesar de tales credenciales, el Gobierno nacional continúa bloqueando el acceso porteño al crédito externo. En ese sentido, anunció que enviará a la Legislatura un proyecto de ley para permitirle al Ejecutivo porteño tomar fondos en el extranjero sin el aval de la Nación. 
 
En tanto, las críticas de la oposición a los fondos asignados para Subterráneos de Buenos Aires no se hicieron esperar. Para este año, se prevén gastar  37 millones de pesos en la línea A y 40 millones en la B. Gonzalo Ruanova, de Espacio Plural, comentó que “sólo el estudio de factibilidad para el sistema de bicicletas públicas cuesta $ 40 millones”. Grindetti informó que existen ofertas de financiación privadas para terminar las líneas A, B y H, que serán puestas a consideración de la Legislatura cuando se encuentren concretadas.
 
Las obras de la A y la B, terminadas pero sin fondos para inaugurarlas
 
Desde Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) indicaron que las estaciones San José de Flores y San Pedrito, que forman el Tramo II de la extensión de la línea A, ya se encuentran terminadas pero resta aún la instalación del sistema de señales. La misma situación se experimenta en Echeverría y Juan Manuel de Rosas, de la línea B, a las que además de las señales les faltan las vías. SBASE no hizo mención a las necesarias obras de construcción de las colas de maniobras tras San Pedrito (A) y Juan Manuel de Rosas (B), junto a las subestaciones necesarias para operar los nuevos tramos. Tampoco dieron precisiones sobre futuras compras de material rodante para reforzar las frecuencias una vez que se abran las extensiones.
 
La estación Corrientes de la línea H se encuentra terminada desde marzo de 2009, pero todavía no le han instalado las catenarias, señales, escaleras mecánicas y caminos rodantes en la combinación con Pueyrredón (B).  En el sur, las estaciones Parque Patricios y Hospitales presentan un avance de obra del 55%. Para poder terminar todas estas obras para 2011 se necesitarán alrededor de 200 millones de pesos, informó Subterráneos de Buenos Aires.
 

Comentarios