El Juzgado en lo Correccional número 9 investigará las interrupciones de servicio que tuvieron lugar en la línea A en agosto y septiembre de 2013, cuando presuntos trabajadores de empresas de seguridad tercerizados cortaron las vías impidiendo el paso de los trenes.

La Sala I de la Cámara Federal determinó que el Juzgado en lo Correccional número nueve deberá investigar las interrupciones de servicio por corte de vías ocurridas entre agosto y septiembre del año pasado, cuando empleados de empresas de seguridad tercerizadas realizaron piquetes en la estación Plaza Miserere para reclamar por el despido de cerca de 50 trabajadores.

La cuestión llegó a la Cámara Federal luego de que el fiscal de esa jurisdicción, Guillermo Marijuán, apelara el envío de la causa a la justicia local argumentando que se trataba de un perjuicio que involucraba al transporte en general. Sin embargo, los camaristas consideraron que no debía ser la Justicia Federal la que interviniera, ya que el servicio del Subte no es interjurisdiccional, sino que se halla circunscripto al ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.

Los episodios tuvieron lugar los días 2, 5 y 15 de agosto y el 13 de septiembre de 2013. En aquel entonces se informó que vigiladores privados pertenecientes a las empresas Segmar y Teamseg, cuyos contratos habían vencido en julio, exigían la continuidad de los puestos de trabajo, estimados en 50 plazas. Los trabajadores tercerizados habían sido contratados por el Gobierno de la Ciudad luego de la reapertura de la línea A, en marzo de 2013.

Comentarios