Poder para el Espacio Social (PODÉS) pide que se termine la discusión entre Nación y Ciudad y que se aclare el destino de los millonarios subsidios a Metrovías.

Un grupo encolumnado bajo la consigna “Se pelean los gobiernos y los usuarios sufren” está recolectando firmas, a través de un petitorio, para pedir mejoras en el servicio del subte: “800 mil usuarios diarios padecen un servicio deficiente. Las obras y las inversiones siguen pendientes”, reza un volante que reparten en la zona de peatonal Florida.

José Luis Ludueña, responsable del área programática de Tránsito y Transporte del partido Poder para el espacio social (Podés) señaló a Perfil.com que se trata de “la continuidad de un trabajo que venimos haciendo por el tema subte en la Legislatura”, explicó. “Nosotros sabemos que los subtes son de la Ciudad pero sabemos que la concesión la tiene el Gobierno nacional y que (el jefe de Gobierno porteño, Mauricio) Macri firmó el acta y después le dio marcha atrás, por lo cual quedamos en un camino sin retorno para los usuarios”.

Según Ludueña, uno de los organizadores del petitorio, “no hubo inversiones en el subte en los últimos 10 años” y “falta un plan integral”: “Nos parece que es mucha gente viajando mal todo el tiempo. El problema de viajar de manera indigna se suma la denuncia de los trabajadores sobre la calidad del material, la seguridad”.

Podés pretende sumar 10 mil firmas en el corto plazo y “presentar el petitorio a todos los sectores que creemos que deben discutir el destino del subte: la comisión de Transporte de la Legislatura, las empresas subterráneos de Buenos Aires, la Defensoría del Pueblo y a la Agencia metropolitana de Transporte que está a cargo de (Florencio) Randazzo”.

Por otro lado, la iniciativa busca que “se revise la concesión de Metrovías, que se declare la emergencia de la concesión: en los últimos 5 años – explica Ludueña – Metrovías recibió 2500 millones de pesos en subsidios y no vemos que hayan invertido en equipamiento, seguridad, en despacho de formaciones”.

Comentarios