Una original gigantografía en José Hernández de la Línea D le devolvió la vida a la estación. Juramento y Congreso de Tucumán aún siguen en penumbras.

Si bien es cierto que la iluminación de las estaciones no es uno de los fuertes de Metrovías, también es cierto que por alguna razón, las cuatro últimas estaciones de la línea D, que son las más nuevas de la línea, cada día están más oscuras.


(estación Juramento en la actualidad)

 


(estación Congreso de Tucumán en la actualidad)

Ocurre que, a diferencia de las demás estaciones, los techos de las últimas de la D son muy altos, y pareciera que esto es una dificultad para cambiar las luminarias ubicadas en los techos, por lo que cada tubo fluorescente que se quema, nunca más es reemplazado. La deficiencia lumínica es notoria principalmente en las estaciones Juramento y Congreso de Tucumán.


(publicidad instalada recientemente en José Hernández)

Sin embargo, en los últimos días la estación José Hernández, la preferida por VíaSubte para instalar publicidades, se vio nuevamente afectada por originales promociones. Esta vez le tocó a la línea de celulares Sony Ericsson, cuya gigantografía, como puede observarse en las fotos, ocupa todo el tímpano de la estación e ilumina el resto del anden.

José Hernández, en 2006, con otra campaña publicitaria en plena estación:

Si hay algo que no se ausenta entre las ideas de Metrovías, como sí ausenta la iluminación y la seguridad en muchas estaciones, es de resolver problemas de la manera más rentable posible.

El año pasado una filtración comenzó a devorar una parte de la estación Callao de la Línea B. ¿La solución? Tapar la filtración con carteles de publicidad.

Publicitar en el Subte no es nada barato: alquilar espacios como el de las chapas que tapan la filtración de Callao puede costar hasta $120.000 por mes, sin incluir el diseño ni la impresión de los afiches.

 La creatividad se premia: VíaSubte, la empresa encargada de administrar los espacios publicitarios de toda la red: SubTV, afiches, vagones, etc., fue galardonada con el premio “Lápiz de Oro” de Publicidad Exterior 2006, precisamente por su creatividad al momento de promocionar productos de maneras originales en los medios publicitarios del Subte.

Sería interesante contar en un futuro con ideas tan brillantes como estas, pero aplicadas a cuestiones un tanto más importantes para los pasajeros al momento de viajar.

Comentarios