El fiscal federal Carlos Rívolo sumó una nueva cuasa contra el ex secretario de Transporte al determinar que posee tres autos de alta gama a nombres de empresas del sector y de un quiosquero de Córdoba. Uno de los autos sería propiedad de una empresa interesada en construir el Subte cordobés.

El fiscal federal Carlos Rívolo, quien está a cargo de la investigación en la causa por supuesto enriquecimiento ilícito del ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, sumó una nueva imputación al detectar que Jaime posee tres autos de alta gama registrados a nombre de empresas del sector y hasta de un quiosquero.  El ex secretario ya está procesado en esta causa, a cargo del juez federal Norberto Oyarbide, por aceptar taxis aéreos pagados por empresas de Transporte.

Jaime deberá explicar en declaración indagatoria el uso de un Honda Civic, propiedad de Vial 3 (peajes).  Otro de los vehículos en la mira del fiscal es un Peugeot 408 de la compañía uruguaya Damixtaren INC, de Héctor Ribulgo, un monotributista que posee un quiosco en la estación Paso del Rey del ferrocarril Sarmiento.  Según el diario Clarín, Ribulgo también tendría propiedades a su nombre en el country cordobés Cuatro Hojas, donde Jaime suele descansar. 

El tercer auto bajo investigación judicial, un Volkswagen Passat, pertenece a la empresa Gyhb SA.  Esta empresa, presidida por Gerardo Brondino, actuó como representante de IECSA (del grupo Calcaterra) para elevar una iniciativa privada a Jaime para construir el Subte cordobés, ue luego fue descartada en favor de la propuesta china.

Comentarios