El flamante taller de la línea H recibirá un equipo esencial para el mantenimiento de las formaciones, que evitará tener que remolcar los coches hasta el taller Ruben Darío del ferrocarril Urquiza. La instalación del torno estaba pendiente desde que fue licitado en 2008, pero comenzaría a operar en marzo.

Después de más de tres años desde la inauguración de la línea H, el taller Colonia contará con un torno bajo piso.  Con este equipo se podrá mecanizar nuevamente el perfil de rodadura de las ruedas de los coches, eliminando imperfecciones y aplanaduras resultantes del uso del material rodante.  SBASE había llamado a licitación y asignado la partida presupuestaria correspondiente en 2008, pero la compra se concretó recién en los últimos meses.  Se espera que está en funcionamiento en marzo.

Durante el mes de septiembre, técnicos de Metrovías viajaron a la localidad española de Gipuzcoa, en donde la empresa Dano-rail fabrica el torno de acuerdo a las especificaciones provistas por Subterráneos de Buenos Aires.  Una de las principales características que posee es que permite el torneado de las ruedas sin necesidad de desarmar los bogies gracias a un sistema de precarga que simula el peso del tren.  También se podrán mecanizar pares montados (conjunto formado por el eje y un par de ruedas) sin que estos estén colocados en un bogie, y discos de freno.

Al no contar la línea H con vías de enlace con las otras líneas de la red, sus trenes deben ser retirados a través del techo corredizo del taller colonia.  Una vez en superficie, son montados en un carretón y trasladados hasta Federico Lacroze, donde una formación del ferrocarril Urquiza los remolca hasta el taller Ruben Darío.  Allí se realizan las tareas de mantenimiento que ahora será posible realizar en Colonia gracias a la llegada del nuevo torno. 

Comentarios