Instalan un local de comidas en el nodo 9 de Julio

El nuevo local genera largas filas que perjudican la libre circulación del pasillo de combinación más transitado de la red. Continúa Metrovías su política de explotación comercial de las estaciones.

Una importante cadena estadounidense de comidas rápidas instaló un local en el nodo combinatorio 9 de Julio.  Allí confluyen las líneas B, C y D, lo que lo convierten en el más transitado de la red de subtes y lugar privilegiado para instalar locales comerciales.

La nueva sucursal se encuentra inaugurada hace pocos días en la parte nueva del nodo, construída durante 2005 y 2006 en las inmediaciones del hall de Carlos Pellegrini.

Antecedentes

El nuevo local en el nodo 9 de Julio no es el primero que esta cadena de comidas rápidas instala en la red de Subterráneos de Buenos Aires.  Hace unos años, funcionó uno similar en el pasaje de combinación entre la estación Retiro de la línea C y la terminal del Ferrocarril Mitre; otro sector donde la congestión de pasajeros en horas pico es de gran intensidad. Sin embargo, al poco tiempo fue cerrado y su lugar, ocupado por un café.  Con esta nueva medida, Metrovías profundiza su histórica política de explotación comercial de gran magnitud de los espacios de las estaciones del subterráneo.  Hace unas semanas, enelSubte.com informó sobre la construcción de nuevos locales comerciales en la combinación entre Constitución (C) y la estación del Ferrocarril Roca, para cuya instalación se utilizó espacio del ya estrecho pasillo que comunica ambas terminales.

En el caso de los locales de comida, se suma una complicación adicional a la reducción de espacios de circulación: las cocinas generan elevados niveles de calor y olores que no pueden ser evacuados rápidamente por los insuficientes sistemas de ventilación del Subte, a lo que se suma la escasa altura de los techos.  Esto se ve agravado en el nodo 9 de Julio dada la gran cantidad de pasajeros que transitan diariamente por allí, que en años anteriores experimentaron el fuerte calor generado por el horno de un local que fabricaba medialunas entre las dos escaleras que conducen al extremo noroeste del andén a Catedral de la estación 9 de Julio. 

En otros sistemas de Subtes, como los que existen en Chile, Brasil, Estados Unidos y España, no está permitida la instalación de restaurantes por los evidentes riesgos de seguridad que entrañan en un espacio cerrado con altos niveles de concentración de personas.

Comentarios