Ambas estaciones registran un elevado nivel de avance. Parque Patricios ya tiene vías instaladas y estará lista para septiembre. En cambio, en Hospitales restan aún trabajos de importancia, que serían finalizados en mayo del año próximo.

 Las nuevas estaciones de la línea H en la zona sur se encuentran próximas a su finalización tras años de demoras e inconvenientes varios.  El tramo A2, que comprende a las estaciones Parque Patricios y Hospitales, mide 1,2 kilómetros de largo y dará acceso al Subte al barrio de Parque Patricios, una zona históricamente desvinculada de la red, a la vez que facilitará el transbordo de aquellos que vienen de provincia.  Estas ventajas se verán incrementadas cuando la línea llegue a Saenz y Nueva Pompeya, aunque eso depende del resultado de la licitación en curso.

Parque Patricios

La estación Parque Patricios está ubicada bajo el Parque de los Patricios en la intersección de las calles Monteagudo y Patagones, donde se unirá al tramo actualmente en operaciones.  Posee un único lobby, ubicado en el extremo este de la caja de estación, con accesos tanto al lado norte como al sur del parque.  Sobre el pasillo norte, se construyeron locales comerciales y espacios para oficinas técnicas de la empresa operadora, que también contará con salas ubicadas debajo de las escaleras pedestres.

En el extremo oeste de Parque Patricios se colocarán las salas de ventilación, señales y potencia.  La electricidad para los tramos A0, A1 y A2 será provista por la nueva Subestación Rectificadora, cuyo ya terminado habitáculo se encuentra adyacente a la pared norte de la estación.  Allí, se utilizó el método Cut&Cover y la losa está hecha con segmentos premoldeados tal como se utilizaron en la SER Rosas de la línea B.

Una innovación que presentará este pasadizo es que estará iluminado con luz natural, que entrará a través de unos pintorescos ductos oblicuos ya visibles en la superficie.  Estos estarán cubiertos en su extremo superior por un grueso vidrio blindado de color azul, que los constructores suponen dará un toque especial a la estación.  De esta manera, responden a las críticas que los usuarios y aficionados formularon en diversos foros y en este sitio sobre la conservadora estética, en comparación con sistemas de subte de otros países, elegida para las estaciones ya operativas y en construcción de las líneas A, B y H.  En cuanto al revestimiento de los pilotes de la estación, se utilizarán venecitas en la gama del rojo similares a las que ostenta la estación Inclán.  En los accesos, se colocarán venecitas de colores mixtos mientras que los andenes serán recubiertos con las ya clásicas placas premoldeadas blancas visibles en las demás estaciones de la línea H.

En la actualidad, Subterráneos de Buenos Aires y la empresa Cartellone realizan en Parque Patricios trabajos de arquitectura, montaje de escaleras y ascensores.  De acuerdo al ingeniero Sergio Andrada, director de la obra del tramo A2,  “este mes comenzarán los trabajos de las obras de potencia y línea de contacto, señales y comunicaciones, quedando para una última instancia los trabajos correspondientes al equipamiento (bancos, papeleros y apoyos isquiáticos) y obras de arte (murales). Estimamos que entre fin de agosto y principio de septiembre estarán estos trabajos terminados”.

De esta forma, la estación Parque Patricios quedará terminada para su inauguración entre septiembre y octubre próximo.  Hasta la finalización de Hospitales, prevista para mayo de 2012, operará como terminal provisoria de la línea H gracias a un cambio que se colocará en el extremo este.  De esta manera, funcionará de forma idéntica a como lo hacía Once hasta la apertura de Corrientes en diciembre pasado.

Hospitales

Está ubicada en la intersección de la avenida Almafuerte y Los Patos, cerca de los hospitales que se encuentran en la zona.  Para SBASE, este factor indica que la estación tendrá un mayor tráfico que Parque Patricios, por lo que se construyeron tres losas en su caja: dos vestíbulos técnicos y uno flotante central para el tránsito de los pasajeros desde los accesos.  Desde allí partirán tres escaleras hacia cada andén, dos mecánicas (una por sentido) y una pedestre.  Además, se incorporarán ascensores directos a la superficie.  Respecto a la operación, Hospitales no tendrá cola de maniobras sino que se optará por colocar un cambio tijera en la punta norte.

Gracias a la debilidad del suelo, a la superficialidad de las napas y del acuífero Puelche (una gigantesca reserva de agua dulce de 40 kilómetros cúbicos ubicado bajo la zona sur de la Ciudad), la traza del tramo A2 tuvo que ser elevada en cuatro metros respecto al plan original.  Eso tuvo una particular incidencia en Hospitales y en el túnel que la precede ya que la losa quedó al nivel de la superficie.  Es decir, la constructora tuvo que prescindir de la “tapada” de tierra que suele colocarse sobre la caja de estación para poder evitar los mencionados obstáculos.  No obstante, el ingeniero Acevedo explicó que la pendiente del tramo A2 no es determinante a la hora de construir un paso aéreo o subterráneo a Provincia. Otra solución especial que debió preverse fue la protección de un caño de gas natural de 24 pulgadas de diámetro, que quedó dentro de una caja especial construida en la parte superior del tímpano norte de la estación.

A la fecha, la estación presenta “un avance del 70% de la obra civil. Actualmente se están realizando trabajos en el acceso, hormigones de las escaleras pedestres Vestíbulo-Andén, trabajos de arquitectura (mamposterías) y veredas.  Quedan por ejecutar las instalaciones, vías, potencia y línea de contacto, señales, escaleras mecánicas, ascensores, comunicaciones, equipamientos y obras de arte. La fecha de terminación estimada de dichas obras es mayo de 2012.”, dijo Acevedo.

Túnel

Desde el tramo B hasta unos pocos metros antes de la estación Hospitales, el túnel se ejecutó en galería mediante el método Full Face.  Sin embargo, las características del suelo obligaron a construir el tramo restante, entre el muñón sur para la futura cochera y Hospitales, utilizando el método Cut&Cover.  Filas de pilotes se extienden hacia el sur, otorgando a ese tramo un particular atrativo a peser de que su construcción demandó un 50% más de presupuesto que si se hubiera podido ejecutar según el método Full Face.

Para evitar filtraciones, en los tabiques se colocaron dos capas de un tipo de junta hidrofugante cuya propiedad es la de hincharse al entrar en contacto con un líquido, bloqueando así su paso.  Del lado exterior se instaló una de color negro, mientras que la del lado interno es roja.  Además de los colores, la capa interna se dilata bastante más comparada con la del lado exterior para reforzar el sellado hermético del túnel en caso de presencia de agua.

 

Comentarios