Se trata de la formación "V", que fue incorporada recientemente a la flota de la A para reforzar el servicio. Metrovías prevé comenzar los trabajos de adaptación de una sexta formación Fiat Materfer para la casi centenaria línea.

En el taller Polvorín se preparó una quinta formación Fiat Materfer, identificada con la chapa “V”, para reforzar el servicio de la línea A.  Estos trenes, fabricados en Córdoba en los años 80, son los únicos compatibles con los centenarios coches La Brugeoise puesto que pueden circular utilizando los 1100 VCC de la A y que posee paratrenes al techo tal como requiere el sistema de señales de dicha línea.  Metrovías espera iniciar los trabajos de adaptación de una sexta formación de este tipo para la línea A aunque hasta ahora no trascendió una fecha de inicio de dichas tareas.

Previo a su puesta en servicio se realizaron trabajos de reperfilado de llantas, modificación de pantógrafos, alargamiento de acoples para poder circular por las cerradas curvas del trazado tranviario de superficie que une la estación Primera Junta con el taller Polvorín y la modificación de las botoneras de acople.  También se produjeron mejoras en los sistemas de iluminación interior, en especial las luces de emergencia, además de tareas de mantenimiento de rutina.  

Esta formación lleva acoplado el coche 16CB, unidad recuperada tras un accidente a la que le fueron agregadas cañerías de tanque principal (por donde circula aire comprimido para el accionamiento de los frenos) y compresores, elementos no previstos en el diseño original de los coches remolque identificados con la letra “C”.  

Comentarios