Romina y Javier, cuyos apellidos no trascendieron, se convirtieron en los primeros hijos de desaparecidos en ingresar a trabajar al Subte.

La Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro informó que la semana pasada logró la incorporación a la planta de empleados del Subte de dos hijos de detenidos desaparecidos.  El sindicato además destacó que “esta reparación no tiene antecedentes en el ámbito privado”.

 “Con el apoyo del Instituto Espacio para la Memoria y la Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad (Ministerio de Planificación), llevó adelante una gestión ante la Secretaria de Transporte de la Nación, y la empresa concesionaria de subterráneos Metrovias S.A., logrando por primera vez, la incorporación como trabajadores del Subte de dos hijos de trabajadores detenidos-desaparecidos durante la última dictadura militar”.

 

Comentarios