Una formación fuera de servicio se deslizó por no tener calzado el freno, impactando contra un portón y una zorra. El tren sufrió daños de escasa consideración, pero el incidente obligó a interrumpir parcialmente el servicio de la línea B.

Cerca de las 19:30 de ayer una formación Mitsubishi, que se encontraba fuera de servicio, se vio involucrada en un incidente en la vía que vincula al Taller Rancagua con la estación Dorrego de la línea B.

El tren en cuestión, identificado con la letra “H”, impactó contra un portón y una zorra que se encontraba allí estacionada, presentando daños menores, pero obligando a interrumpir parcialmente la línea por una hora.

La formación había retornado recientemente de reparación general y, según aseguraron fuentes a enelSubte.com, se deslizó hacia Dorrego debido a que la vía presenta una pendiente y a que el tren no tenía calzado el freno.

El coche punta, identificado como 708, sufrió daños en el plotter recién colocado, bogies, soportes, patín colector y dispositivos varios, situados debajo del coche.

Producto del impacto, la zorra fue desplazada varios metros hacia la sección de cambios de vía, generando una ocupación de circuito y detectando el ATP la presencia de un tren en la vía de servicio ascendente (hacia Lacroze).

La situación obligó a interrumpir el servicio en la sección Ángel Gallardo – Lacroze hasta la llegada de los maniobristas que volvieron a poner a la zorra y a la formación en su sitio, lo que ocurrió cerca de las 20:30.

ANTECEDENTES

El episodio se suma a otros incidentes de gravedad ocurridos en lo que va del año en la línea B. El primero de ellos ocurrió el mediodía del sábado 12 de abril, cuando se desprendieron dos coches de una formación Mitsubishi en servicio debido a una mala maniobra de acople.

En tanto, en mayo pasado un tren vacío que se dirigía en posicionamiento hacia Alem impactó con una zorra de trabajo que había quedado mal estacionada en el túnel del Abasto, invadiendo el gálibo de circulación.

Afortunadamente en ninguno de los tres casos hubo que lamentar víctimas y el material sólo sufrió daños materiales de escasa consideración.

Comentarios