Incertidumbre por la continuidad del Tren del Valle

Habrá una reunión entre sindicalistas de La Fraternidad y las nuevas autoridades de la Operadora Ferroviaria para analizar el futuro del servicio, que se juzga incierto. En la zona esperan que al menos "se mantenga lo que está". El tren que une las estaciones Cipolletti y Neuquén genera unos cien puestos de trabajo.

Las nuevas autoridades de la Operadora Ferroviaria del Estado mantendrán una reunión con sindicalistas del gremio La Fraternidad, que nuclea a los conductores de trenes, para analizar la continuidad a futuro de los servicios entre Cipolletti y Neuquén, que fueran habilitados el invierno pasado.

El gremio apunta a que “por lo menos que se mantenga lo que está” (en referencia al servicio que une ambas estaciones), ya que apuestan a conservar los cien puestos de trabajo que ha generado la reactivación del servicio ferroviario de pasajeros entre ambas ciudades, entre conductores, banderilleros, mecánicos y personal de estación.

El diario Río Negro se hizo eco de la situación, manifestando que “con la asunción de Mauricio Macri a la presidencia de la Nación, las certezas sobre la continuidad de muchas de las políticas implementadas por el anterior gobierno comenzaron a declinar”.

Todo esto pese a que el servicio Cipolletti – Neuquén está incluido en el Plan Quinquenal que Randazzo entregara a Dietrich semanas atrás y que cuenta con proyectos para extenderse por ambos extremos a Plottier y General Roca, con perspectivas de cuadruplicarse la cantidad de pasajeros transportados para 2020.

En la actualidad, el tren opera con dos duplas de coche-motor Materfer de lunes a sábado y transporta un promedio de entre 3000 y 4000 pasajeros diarios. Entre dichas estaciones no corrían servicios de pasajeros desde 1993, lo que motivó que la reactivación generara un gran entusiasmo entre la población y hasta el surgimiento de nuevos proyectos educativos.

Comentarios