Un incendio, aparentemente en la madera que cubre el tercer riel eléctrificado, produjo pánico entre los usuarios.

Si bien el servicio ya se encuentra normalizado desde las 15 de esta tarde, la línea B estuvo interrumpida durante gran parte del día debido a una explosión que trajo como resultado un incendio aparentemente en la madera que recubre el tercer riel electrificado, por el cual los trenes se alimentan para circular.

Mientras un coche Mitsubishi se encontraba estacionado en Malabia, los pasajeros denunciaron haber escuchado una fuerte explosión. Segundos después, el boletero de dicha estación visualizó un incendio, y acudió al mismo con el matafuego, intentando apagarlo, según cuentan las fuentes del lugar.

Inmediatamente la línea fue interrumpida, los bomberos acudieron al lugar, y luego los peritos, para testificar lo ocurrido en la estación.

Esto ocurre en momentos donde los trabajadores denuncian más que nunca una falta de inversión y mantenimiento “histórica”, donde problemas como éste “son más frecuentes y pueden ser peores” si no se invierte en mantener y mejorar la infraestructura.

Comentarios