Metrovías comenzará a controlar niveles de alcoholemia a conductores y guardas. Las evaluaciones serán realizadas en todos los turnos por parte de personal calificado. La medida va acompañada de un programa de concientización.

En el marco de las disposiciones vigentes y utilizando la misma metodología con la que se está llevando a cabo en el resto del sistema ferroviario y en el transporte en general, la concesionaria Metrovías anunció que en los próximos días comenzará a implementar controles de alcoholemia en todos los sectores y horarios de trabajo de operación del Subte.

Estas pruebas de alcoholemia se suman a las acciones de información y concientización realizadas a lo largo de este año a través del Programa de Prevención de Adicciones y Seguridad que la empresa lleva a cabo en las distintas áreas de trabajo. Según lo informado, las evaluaciones estarán a cargo de profesionales de salud del Servicio Médico, utilizando dispositivos de medición homologados.

De acuerdo a lo publicado en un comunicado, los objetivos fundamentales de esta nueva medida son: “garantizar estándares de seguridad superiores, a través del control y la toma de conciencia sobre la total prohibición de prestar servicio bajo los efectos del alcohol. Los riesgos potenciales que conlleva este tipo de conducta son graves y deben ser evitados. El alcohol altera las capacidades de atención y respuesta efectiva, y en situaciones de trabajo, atenta directamente contra la seguridad laboral y la del servicio.”

“Fortalecer la responsabilidad individual como sustento de la seguridad: Además de poner en peligro la propia salud, cualquier estado de alteración de la conciencia por sustancias que afecten la capacidad de concentración y reacción en el trabajo también implica poner en riesgo la seguridad de otras personas, tanto trabajadores como usuarios del servicio. Es inaceptable cualquier nivel del alcohol en el organismo superior a cero en horarios de trabajo” concluye el comunicado de la concesionaria.

Comentarios