Ibarra, duro contra Macri

El ex jefe de Gobierno criticó a Macri por anunciar que no piensa hacer "nada" de los kilómetros de Subte prometidos.

El jefe de Gobierno porteño eligió, en los últimos días, realizar una maratón mediática anunciando la imposibilidad de realizar las prometidas extensiones a la red de subterráneos. Claro que su estrategia era capitalizar apoyo de la opinión pública cargando las tintas sobre el gobierno nacional, cuya política económica es responsable según Mauricio Macri de que la Ciudad no pueda acceder al crédito necesario para materializar las obras. El plan de deuda por subtes fue uno de los principales caballitos de batalla de PRO durante la campaña, logrando luego el aval de la Legislatura al reformar la ley 670.

El hecho es que Macri parece haber calculado mal, a juzgar por las reacciones que cosechó. La mayoría de los medios de comunicación reflejaron los anuncios con cierta sorna. Clarín, incluso enfrentado desde hace unos meses con el gobierno nacional, resaltó que mientras el jefe de Gobierno salió a denunciar responsabilidades no mencionó ni a sus promesas de campaña ni —dato mayúsculo— la crisis financiera internacional. Más previsible, todas las fuerzas opositoras de la Ciudad salieron a coro a criticarlo.

Y entre ellos sobresalió Aníbal Ibarra, principal rival de Macri en la política local y hoy legislador por Diálogo de Buenos Aires. En un comunicado de ocasión, el ex jefe de Gobierno calificó al actual sin atenuantes: “incapaz”. “Durante la campaña electoral, Macri se comprometió públicamente a construir diez kilómetros de subte por año y durante el presente año y el 2009 no va a hacer ni siquiera uno solo”, argumentó. “Macri mintió en la campaña y miente ahora, sólo que pretende tapar su ineficacia y mal gobierno culpando a otros”.

Destacó que “sólo están ampliando menos de 300 metros de la línea H —tramo Once/Corrientes— por licitación iniciada en el 2005”, mientras que “desde el año 2000 hasta el 2006, crisis 2001/2002 mediante, la Ciudad construyó 11 kilómetros nuevos de red de subterráneos y trabajó sobre tres líneas en simultáneo con fondo propios”. “No sólo la ciudad no pidió un solo peso de crédito para ampliar la red sino que además en ese lapso se saldaron doscientos millones de dólares de deuda externa contraída con anterioridad”, especificó.

Ibarra tiene motivos para hablar con dureza del presente jefe de Gobierno. Hace menos de un año, el crítico era Macri: “Eso es lo que tienen para mostrar: en más de 10 años de trabajos, menos de 10 kilómetros de subte, mientras en Madrid hicieron 80 kilómetros en tres años. Esto refleja la improvisación total de los últimos 8 años que han sido pésimos para los vecinos de la ciudad”. “Basta de viajar como ganado”, se indignaba una y otra vez el candidato de PRO. Hoy el escenario parece haber cambiado.

Comentarios