Metrovías interrumpió la línea C debido a las dificultades de operación presentadas por el fuerte humo que la afecta. Todas las demás líneas prestan servicio con marcadas demoras. Enviá tus fotos.

El Subte no resultó ajeno a la peor jornada de los 11 días que ya llevan los incendios de pastizales en las zonas del Delta. Desde esta mañana todas las líneas se ven afectadas, en mayor o en menor medida según el área, por un fuerte humo que dificulta la visibilidad en túneles y estaciones. A la escasa renovación de aire que existe en gran parte de la red de subterráneos a raíz de las casi nulas inversiones realizadas en materia de ventilación por inyección forzada se le suma el fuerte humo que afecta a la Ciudad.

El problema se intensificó cuando ya algunos trenes en la línea A disminuían la velocidad por la poca visual que se presenta en los túneles. La irrupción del humo produjo, según argumenta Metrovías, la suspensión de la línea C y fuertes demoras en las demás líneas de subtes. En C, de acuerdo a lo que informan trabajadores y la empresa, los mayores problemas se registran en las estaciones Constitución y Retiro. Especialmente en esta última la visibilidad de las señales es nula.

Muchos usuarios se vieron obligados a optar por otros medios de transporte ante la gran dificultad que representa respirar bajo los suelos de la Ciudad. Las líneas B y C son, por el momento, las más afectadas en la masa de humo que ingresó a los túneles.

Enviá tus fotos a participar@enelsubte.com


Línea A, Primera Junta, esta mañana.

Comentarios